Feodor avanzó revisando las mesas, donde las viandas y refrigerios se exponían a la luz de las lámparas eléctricas de su casa: luces suizas, vinos franceses, y comida italiana. Solo lo mejor, para los invitados de aquella noche. A pesar de que todo est...

Por: Hetman

Comparte en tus Redes

Vistas:

Feodor avanzó revisando las mesas, donde las viandas y refrigerios se exponían a la luz de las lámparas eléctricas de su casa: luces suizas, vinos franceses, y comida italiana. Solo lo mejor, para los invitados de aquella noche. A pesar de que todo est...

Comparte esta entrada en tus Redes

Vistas:

Esta entrada ha sido publicada en el blog de un Miembro de la Forja de Marte y nosotros la recogemos aquí junto a miles de entradas relacionadas. Para leer el post completo, pásate por el blog del autor. No olvides volver aquí y compartirla si lo ves oportuno. Si crees que esta contenido no es apropiado, por favor, contacta con nosotros y háznoslo saber. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario