La bóveda estaba cubierta por una maraña de cables y conductos retorcidos, entrelazados unos sobre otros sin orden ni concierto. Un persistente zumbido electrotáumico ensordecía los oídos y hacía vibrar el mismo cráneo de todo el que se adentrara en &#...

Comparte en tus Redes

Vistas:

La bóveda estaba cubierta por una maraña de cables y conductos retorcidos, entrelazados unos sobre otros sin orden ni concierto. Un persistente zumbido electrotáumico ensordecía los oídos y hacía vibrar el mismo cráneo de todo el que se adentrara en &#...

Comparte esta entrada en tus Redes

Vistas:

Esta entrada ha sido publicada en el blog de un Miembro de la Forja de Marte y nosotros la recogemos aquí junto a miles de entradas relacionadas. Para leer el post completo, pásate por el blog del autor. No olvides volver aquí y compartirla si lo ves oportuno. Si crees que esta contenido no es apropiado, por favor, contacta con nosotros y háznoslo saber. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario