Facciones en Planescape: (XVIII) los Xaositectos

Facciones en Planescape: (XVIII) los Xaositectos


Bienvenidos al último de una serie de artículos de trasfondo sobre Planescape: se trata de la traducción del capítulo 3 del entorno de campaña de Planescape para D&D 3.5 realizado por la gente de Planewalker.es (página ya desaparecida). Comenzamos a analizar cada facción en detalle. Hoy, los Xaositectos



Walintin avanzó a zancadas a través de las calles de Sigil con un propósito, sus ropajes agitándose a su alrededor. Se movió rápidamente a través de la metrópolis planar, orgulloso de su descubrimiento. Aunque aquí nadie supiese su nombre, pronto lo conocerían, razonó. Después de todo, era el mago más grande de todo Bitaun, ¿no era así? Ejércitos enteros habían temblado a su llegada, y había logrado amaestrar a la mítica tarasca.  

Era amado por los Tres Destinos. Todos estos nativos parecían tener una burla en sus labios, y no paraban de hacer groseros comentarios acerca de su sombrero. Pero sabía que muy pronto los pondría de rodillas.  

Se detuvo, sin embargo, cuando una chusma de niños y jóvenes de todos tipos lo rodearon. Algunos de ellos eran mestizos diabólicos, mientras que otros mostraban rasgos de sus herencias ogra o élfica. Algunos de ellos llevaba cubos, mientras que otros portaban largas brochas. Agitó su bastón, tratando de protegerse de ellos con un simple gesto, pero súbitamente convergieron, tirando de sus ropajes encantados. ¡Ladrones! Tratando de invocar poder de su bastón, rápidamente lo encontró agotado. Trató de hacer un gesto, y los vio arrancarle sus ropajes y bienes encantados. Trató de pronunciar arcanas palabras de poder, palabras que los hubiesen matado a todos instantáneamente, pero encontró su boca llena de un colorido y repugnante veneno. Un engendro infernal, humano y diablo a la vez,pinchó con un objeto afilado entre sus labios. 

Carapintada no debería hablar”, escuchó comentar mordazmente a un semi-elfo que le agarraba del brazo. Todo el conocimiento de Walintin, toda su experiencia, indefensas ante su ignorancia del flujo de esos locos, dirigidos por el demoníaco caos en persona. Comenzó a reír ante lo absurdo de la situación mientras tragaba pintura. 

Los Xaositectos personifican el caos, o al menos lo intentan. Son difíciles de definir, ya que pasan la mayor parte de su tiempo tratando de ser indefinibles. Lo que ves es lo que hay. Si quieres saber más, ¿has considerado la deliciosa sopa de Dignisopa? Las puertas normalmente sólo se abren hacia un lado; da muchos problemas de otra manera. El ungüento está mejor si lo pones directamente bajo la piel, pero ¿quién quiere hacer eso? Los tanar'ri ennegrecidos huelen repugnantes, créeme. Si al menos hubiese una forma de mantener mágicamente una pluma mojada todo el tiempo... usa el factor de velocidad y daño apropiados para el agarrón.¿No te gusta Bitopía? ¡Entonces no vayas al Elíseo! Bueno, puedo si quiero, y lo haré. Las preguntas acerca de las reglas deben ir acompañadas con un sobre con remitente, llevar sellos en el sobre y mandarse a Tactical Studies Rules, POB 756, Lake Geneva, Wisconsin, 53147. Gruñe y baila y embrutece. Llénate de dientes, dice la Yrena.  



Filosofía: No hay pautas en el Multiverso, ni tiene significado. Su verdadero estado es el caos. 
Apodos: Caóticos. 
Cuartel general: Limbo. 
Principales razas: Caósidos, githzerai, humanos. 
Principales clases: Bardos, guerreros,pícaros.Fáctol: Ninguno 
Miembros prominentes (en este momento): Mordigaarz (CN macho humano Guerrero6), La Pintora (CB hembra tiefling Bardo3), Lavanda Terremoto (CN hembra semi-elfa Maga10) 
Alineamiento: Cualquiera caótico. 
Símbolo: El rostro cornudo y rojizo de una gárgola sobre un fondo negro. 

FILOSOFÍA 

No es sólo que el Multiverso naciese del caos: es que es caos. No hay orden en el Multiverso, no hay reglas que definan la existencia. El único orden que existe es el que tratamos de imponerle, y tan pronto como dejemos de hacerlo, el Multiverso retornará al caos. Y si el caos es el verdadero estado del Multiverso, ¿por qué luchar contra él cuando puedes, simplemente, aceptarlo y ser uno con su belleza y su energía.  

Esa es la filosofía de los Xaositectos, y suena bastante sencilla. Pero no es fácil vivir auténticamente personificando una fuerza sin verdadera razón ni propósito. Incluso los cuerpos de seres nominalmente caóticos, como los caósidos o los bariaur, tienen procesos naturales y órganos que funcionan a su particular ritmo; llegar a manejar verdaderamente una fuerza como el caos puede ser tan difícil -y peligroso- como entrenar a tu propio corazón para latir fuera de sincronía. Incluso los slaad tienen una jerarquía y una senda para progresar. De pocos seres puede decirse, verdaderamente, que personifiquen el caos. Algunas criaturas sin mente, como las bestias del caos o los teratomorfos, se acercan físicamente a ello,pero incluso ellos tienen limitaciones y pautas a las que deben atenerse. Los Xaositectos aspiran a personificar el caos mentalmente, pero no necesariamente de forma física. A muchos les parecen locos o idiotas, pero no son ninguna de las dos cosas. Los locos son, usualmente, más legales de lo que uno pudiese esperar, aún más limitados por sus neurosis e ilusiones que cualquier persona cuerda. No desean abandonar el pensamiento; simplemente quieren abandonar la lógica y las pautas, actuar de forma completamente impredecible; de esta manera pueden extender el caos por todo el Multiverso.  

Por supuesto, el caos debe existir fuera de las estructuras morales. El bien y el mal son irrelevantes ante la gloria del caos. ¿Acaso una tormenta se preocupa de por dónde caen sus rayos?El caos es aleatorio, y la aleatoriedad es arbitraria. La mayoría de las veces, las únicas personas con las que un Xaositecto no es del todo arbitrario es con otros Xaositectos, e incluso esto es un poco cuestionable. Por supuesto, individualmente algunos Xaositectos imponen sus propias estructuras morales al caos. Los Xaositectos de alineamiento bueno tienden a desea una mejoría, un cambio positivo y un desarrollo… tienden a remover la olla cuando ven estancamiento y corrupción, con la esperanza de que sus acciones sirvan para un despertar colectivo, como un ímpetu por el cambio donde se encuentran la maldad y la iniquidad. Los Caóticos de alineamiento maligno tienden a ver el caos como una herramienta que usar en su propio beneficio, un método de obtener ganancias o un arma que ser usada contra los enemigos.  

Naturalmente, no hay codificada ninguna senda que seguir; eso iría contra los propios principios de los Xaositectos. Algunos van a Limbo a tratar de aprender lo que puedan allí. Otros siguen a alguno de los Xaositectos más carismáticos durante un tiempo. Unos pocos tratan de encarnar diferentes papeles en diferentes misiones. Lo único que tienen suss sendas en común es que cada uno sigue su propia senda. Algunas veces se trata de la senda de algún otro, pero eso también es caos. 

Aunque muchas veces los Xaositectos puedan parecer bufones, debería aclararse que el humor no es normalmente su objetivo. Si en ocasiones pueden parecer risibles o idiotas, esto es un subproducto de sus acciones caóticas. Frecuentemente,las cosas que pueden ser consideradas humorísticas inicialmente se pasan hasta bastante más allá de dejar de ser divertidas, o se convierten en cosas que dejan de ser entretenidas (especialmente si la peña empieza a perder los ojos). De todos modos, como muchos bardos admitirán, hay una vena artística en una mente que se ha dejado llevar por el modo de pensar de los Xaositectos. Algunos de los mejores (y de los peores) artistas que ha dado Sigil han pertenecido a esta facción.  



BREVE HISTORIA 

Aunque los Xaositectos no llevan demasiado tiempo por los planos, quizá un siglo o así, parece que siempre han existido grupos que se parecen a ellos. Antiguas organizaciones como la Orden de Dis, los Oclócratas, el Gremio Estridente y docenas más manchan la historia de los planos, y pocos de ellos duran más de un siglo. Por supuestos, estos grupos han sido en ocasiones prominentes en Sigil, juntándose a veces en números superiores a los que pueden encontrarse en el Limbo o en la villa-portal de Xaos. La mayoría de las facciones rivales los calificaban con la etiqueta común de “problemas”. De hecho, la única razón por la que los Xaositectos son conocidos con este nombre es porque los demás grupos se han acostumbrado a llamarlos así, y no por un deseo de los Caóticos de mantener un nombre estable. Ciertamente, es bastante común escuchar a un Xaositecto referirse a su facción con un nombre totalmente desconocido. Rara vez esos apelativos son de uso común, aunque puede ser la forma en la que la facción evoluciona hacia nuevas etiquetas y definiciones.  

Tratar de compilar la historia de los Xaositectos es fútil. No guardan registros escritos ni verbales (al menos, no que sean precisos), y para aquellos que lo ven desde fuera es difícil decir exactamente qué está pasando realmente dentro de los Xaositectos. Más una fuerza de la naturaleza que una organización, rara vez toman parte en los eventos críticos en la Ciudad de los Portales. Por supuesto, hay incontables y coloridas historias de las hazañas de los Xaositectos, como la vez que asesinaron al fáctol del Harmónium golpeándole en la cabeza con un reloj de arena. O la vez que los Sensibles los invitaron a una fiesta y terminó desencadenando una de las mayores revueltas de la historia de Sigil (con algo de ayuda de los Anarcos). También estuvo la vez durante la Guerra de las Facciones que pasearon por la ciudad a una docena de tipos disfrazados de Karan, para añadir más caos a la situación. Hay miles de divertidas historias que involucran a los Caóticos, de las cuales casi la mitad son ciertas. Pero los Xaositectos viven firmemente en el presente. La Guerra de las Facciones vino y se fue, sin tener un gran impacto en ellos. Las pérdidas durante la guerra y debidas al posterior éxodo pronto fueron reemplazadas por un número de tíos casi igual, “inspirados” por la guerra y la confusión reinante, y el cambio que vino de ellas. Por supuesto, perdieron a su así llamado líder, Karan, pero él simplemente lideraba mediante el ejemplo en primer lugar… cuando sentía que tenía que hacerlo. Ningún Caótico se ha atrevido a tomar las riendas del grupo desde Karan, y muchos dicen que la Guerra de las Facciones sólo los ha hecho más “puros”. Unos pocos Xaositectos han liderado sus propios pequeños grupos de Caóticos para varios fines, pero son grupos muy reducidos, y de ningún modo representativos del grueso de la facción.  

OBJETIVOS 

Según dice la mayoría de la peña, el objetivo principal de los Xaositectos es fomentar el caos. Sin embargo, tener un objetivo ya significa que estás cayendo en pautas, y los Xaositectos desprecian vehementemente las pautas.  

Así que borra eso. 

¿Quieres saber en qué enorme y laberíntica conspiración están metidos los Caóticos? Pregúntale a uno de ellos. Puede que incluso obtengas una respuesta honesta; sin embargo, eso no significa que sea correcta. De hecho, la mayoría de los planes de los Xaositectos son a corto plazo, y rara vez se ven envueltos más de una docena de ellos. 

Pregúntale a Lavanda Terremoto, y probablemente te responda con un discurso acerca de cómo la magia es la raíz de todas las cosas, y de que la magia es inherentemente caótica. Dirige una taberna, pero parece que está bastante involucrada en el asunto de la magia salvaje que se está extendiendo por Sigil, y en otras ocasiones parece que simplemente se dedica a realizar acciones aleatorias durante días. Si se aburre, lanza hechizos de acción aleatoria o confusión, aunque si esto es deliberado o no sigue siendo tema de debate. Su propia taberna tiene varias innovaciones mágicas inusuales, desde la espita que produce bebidas alcohólicas aleatorias (servidas a todos aquellos que piden “lo de siempre”) hasta el hecho de que el negocio muchas veces cambia de muebles, pintura, nombre o incluso local. Aunque sea una taberna perfectamente válida durante la mayor parte del tiempo, puede sentirse ese toque especial que dice “el caos ha estado aquí”.  

Pregunta a La Pintora, una tiefling Caótica, qué es lo que está haciendo, y es improbable que te dé una respuesta concreta. Lo que muestran sus acciones, sin embargo, es que tanto ella como su pandilla están pintando Sigil. Son responsables del mural en el Gran Gimnasio, el que ha sido laureado como una de las mejores obras pictóricas que jamás han visto los planos. También son responsables de la horrible monstruosidad que han pintado en el Parlamento. Pintan donde sea: muros, caminos, árboles, agujas, primarios… cualquier cosa que tengan a mano, y con las pinturas que tengan a mano en ese momento (que no siempre es pintura propiamente dicha). Otros pequeños grupos se han escindido de su pandilla, cada uno siguiendo su propia filosofía estética, y al menos uno de esos grupos está trabajando para destruir las obras pintadas por los otros grupos.  

Pregúntale a Mordrigaarz lo que está haciendo y probablemente te dé una buena paliza por meterte donde no te llaman. Pregúntale a cualquiera en la Colmena y te dirán que Mordrigaarz y su alegre banda son una pandilla de matones que vagan por la Colmena iniciando peleas, lo cual es una mala cosa. Por otro lado, trata de protegerlos cuando cree que están amenazados: es su trabajo el abusar de ellos, y no va a permitir que ningún otro lo haga. Hay un agradecimiento reluctante de la gente del barrio por sus esfuerzos, ya que ha limpiado el vecindario hasta cierto punto… incluso si sus razones son cualquier cosa menos benevolentes. A veces decide algún criterio que las gentes de la Colmena deben cumplir, y se dedica a molestar a la gente cuando incumple esos criterios, llamándolos “extranjeros” (incluso aunque sean vecinos de la Colmena). Un día puede ser el color de sus ropas, otro día puede ser la gente que no pronuncie las erres de forma correcta “para un habitante de la Colmena”. La mayoría de ciudadanos de la Colmena ya saben cómo evitarlo o cómo dirigirlo hacia otros menos cautos.  

Pregúntale a la Hermana Cade y te soltará un discurso acerca de su recién reencontrada fe. Aunque su fe es profunda y absolutamente fanática de vez en cuando, es bastante inconsistente. Ea adoradora de unos cuarenta y tres poderes diferentes, y no parece que se haya establecido en la adoración a ninguno de ellos, sin ascender nunca por encima del rango de acólita. Aunque uno pudiese pensar que las iglesias de Sigil ya se tendrían que haber rendido, lo cierto es que su profunda fe es ardientemente deseada por dichas iglesias. Quizá haya algo especial en su fe, o simplemente cada culto quiere llevarse el premio final por convencerla.  

Pregúntale a Karan y te hablará durante un rato en caosía, y puede que trate de reclutarte, pero siempre negará haber estado ausente. Por supuesto, la mayor parte dela gente no ha vuelto a ver a Karan nunca más, y las pocas historias sobre él son del conocido de un conocido. Algunos dicen que hay un grupo de Caóticos impersonando a Karan y rondando por ahí. Otros dicen que, en realidad, nunca fue enlaberintado. Otros dicen que en realidad Karan no eran un miembro de la facción, si no una fuerza primordial del Caos que en ocasiones llevaba máscaras similares. Unos pocos incluso dicen que Karan nunca existió, que sólo era un disfraz que utilizaba un grupo de Xaositectos durante todo ese tiempo (lo cual explicaría sus extrañas ausencias). Pero la verdad, como suele suceder con los Xaositectos, está enterrada en el caos.  

Hay, naturalmente, muchos otros grupos de Xaositectos yendo y viniendo con sus propias agendas. Está el grupo que anda por ahí tratando de implantar huevos de slaad a la peña. También está el grupo que ha viajado a Menasus para asegurarse de que el conflicto entre el Harmónium y la Fraternidad del Orden continúe. Hay otro grupo trabajando para tratar de volver dementes a los elementales. Si eres capaz de pensar en algo, habrá algún Xaositecto dispuesto a hacerlo, algún Xaositecto que lo haya hecho y algún Xaositecto que lo esté haciendo en ese momento. 



ALIADOS 

Los Caóticos pueden no ser muy predecibles, pero quiénes son sus aliados sí que es predecible. La Liga Revolucionaria y la Guardia del Destino son los aliados tradicionales de los Xaositectos, pero eso tiene más que ver con la naturaleza caótica de esas facciones que con un intento de los Xaositectos por acercarse a ellas. La verdad es que los Xaositectos han estado aliados con todas y cada una de las facciones en un momento u otro, pero su falta de fiabilidad hace que la mayor parte de la peña se mantenga alejada de ellos. Los más necios Anarcos y Hundidores tratan a los Xaositectos como una herramienta de destrucción, pensando que si pueden juntar al suficiente número de Caóticos en un lugar, la destrucción y la anarquía estarán aseguradas. Este tipo de tramas fallan tantas veces como tienen éxito. Los Xaositectos pueden iniciar una revuelta, una fiesta, o ir a la guerra, pero es igual de probable que hagan algo menos disruptivo, como construir una estatua deforme de St.Cuthbert o echarse una siesta colectiva.  

ENEMIGOS 

No es difícil imaginarse que los enemigos de los Xaositectos son la Fraternidad del Orden y el Harmónium. Aunque no se opongan deliberadamente al Harmónium, los Caóticos se encuentran muchas veces enfrentados a los Cabezones, especialmente debido al hecho de que un Xaositecto mató al anterior fáctol del Harmónium. Pese a todo, los Cabezones no los consideran un peligro tan serio para la armonía como la Liga de la Libertad o la Liga Revolucionaria. Sorprendentemente chocan con menos frecuencia con la Fraternidad del Orden: incluso aunque los Caóticos metan sus narices en los ordenados asuntos de los Jefes, su perspectiva académica hace que sean menos propensos al enfrentamiento.  

Recientemente, los Xaositectos han ido en contra de los Hijos de la Misericordia. Aunque los dos grupos no hayan tenido demasiados conflictos, la naturaleza caótica de los Xaositectos hace que vulneren la ley con frecuencia, y se encuentren con los Mártires intentando defenderla. Pero es igual de frecuente que un Hijo de la Misericordia defienda a algún Caótico acusado injustamente, y la naturaleza flexible de ambos grupos ha impedido que las hostilidades vayan a más -de momento.

Por: Yibrael

Comparte en tus Redes

Vistas:


Bienvenidos al último de una serie de artículos de trasfondo sobre Planescape: se trata de la traducción del capítulo 3 del entorno de campaña de Planescape para D&D 3.5 realizado por la gente de Planewalker.es (página ya desaparecida). Comenzamos a analizar cada facción en detalle. Hoy, los Xaositectos



Walintin avanzó a zancadas a través de las calles de Sigil con un propósito, sus ropajes agitándose a su alrededor. Se movió rápidamente a través de la metrópolis planar, orgulloso de su descubrimiento. Aunque aquí nadie supiese su nombre, pronto lo conocerían, razonó. Después de todo, era el mago más grande de todo Bitaun, ¿no era así? Ejércitos enteros habían temblado a su llegada, y había logrado amaestrar a la mítica tarasca.  

Era amado por los Tres Destinos. Todos estos nativos parecían tener una burla en sus labios, y no paraban de hacer groseros comentarios acerca de su sombrero. Pero sabía que muy pronto los pondría de rodillas.  

Se detuvo, sin embargo, cuando una chusma de niños y jóvenes de todos tipos lo rodearon. Algunos de ellos eran mestizos diabólicos, mientras que otros mostraban rasgos de sus herencias ogra o élfica. Algunos de ellos llevaba cubos, mientras que otros portaban largas brochas. Agitó su bastón, tratando de protegerse de ellos con un simple gesto, pero súbitamente convergieron, tirando de sus ropajes encantados. ¡Ladrones! Tratando de invocar poder de su bastón, rápidamente lo encontró agotado. Trató de hacer un gesto, y los vio arrancarle sus ropajes y bienes encantados. Trató de pronunciar arcanas palabras de poder, palabras que los hubiesen matado a todos instantáneamente, pero encontró su boca llena de un colorido y repugnante veneno. Un engendro infernal, humano y diablo a la vez,pinchó con un objeto afilado entre sus labios. 

Carapintada no debería hablar”, escuchó comentar mordazmente a un semi-elfo que le agarraba del brazo. Todo el conocimiento de Walintin, toda su experiencia, indefensas ante su ignorancia del flujo de esos locos, dirigidos por el demoníaco caos en persona. Comenzó a reír ante lo absurdo de la situación mientras tragaba pintura. 

Los Xaositectos personifican el caos, o al menos lo intentan. Son difíciles de definir, ya que pasan la mayor parte de su tiempo tratando de ser indefinibles. Lo que ves es lo que hay. Si quieres saber más, ¿has considerado la deliciosa sopa de Dignisopa? Las puertas normalmente sólo se abren hacia un lado; da muchos problemas de otra manera. El ungüento está mejor si lo pones directamente bajo la piel, pero ¿quién quiere hacer eso? Los tanar'ri ennegrecidos huelen repugnantes, créeme. Si al menos hubiese una forma de mantener mágicamente una pluma mojada todo el tiempo... usa el factor de velocidad y daño apropiados para el agarrón.¿No te gusta Bitopía? ¡Entonces no vayas al Elíseo! Bueno, puedo si quiero, y lo haré. Las preguntas acerca de las reglas deben ir acompañadas con un sobre con remitente, llevar sellos en el sobre y mandarse a Tactical Studies Rules, POB 756, Lake Geneva, Wisconsin, 53147. Gruñe y baila y embrutece. Llénate de dientes, dice la Yrena.  



Filosofía: No hay pautas en el Multiverso, ni tiene significado. Su verdadero estado es el caos. 
Apodos: Caóticos. 
Cuartel general: Limbo. 
Principales razas: Caósidos, githzerai, humanos. 
Principales clases: Bardos, guerreros,pícaros.Fáctol: Ninguno 
Miembros prominentes (en este momento): Mordigaarz (CN macho humano Guerrero6), La Pintora (CB hembra tiefling Bardo3), Lavanda Terremoto (CN hembra semi-elfa Maga10) 
Alineamiento: Cualquiera caótico. 
Símbolo: El rostro cornudo y rojizo de una gárgola sobre un fondo negro. 

FILOSOFÍA 

No es sólo que el Multiverso naciese del caos: es que es caos. No hay orden en el Multiverso, no hay reglas que definan la existencia. El único orden que existe es el que tratamos de imponerle, y tan pronto como dejemos de hacerlo, el Multiverso retornará al caos. Y si el caos es el verdadero estado del Multiverso, ¿por qué luchar contra él cuando puedes, simplemente, aceptarlo y ser uno con su belleza y su energía.  

Esa es la filosofía de los Xaositectos, y suena bastante sencilla. Pero no es fácil vivir auténticamente personificando una fuerza sin verdadera razón ni propósito. Incluso los cuerpos de seres nominalmente caóticos, como los caósidos o los bariaur, tienen procesos naturales y órganos que funcionan a su particular ritmo; llegar a manejar verdaderamente una fuerza como el caos puede ser tan difícil -y peligroso- como entrenar a tu propio corazón para latir fuera de sincronía. Incluso los slaad tienen una jerarquía y una senda para progresar. De pocos seres puede decirse, verdaderamente, que personifiquen el caos. Algunas criaturas sin mente, como las bestias del caos o los teratomorfos, se acercan físicamente a ello,pero incluso ellos tienen limitaciones y pautas a las que deben atenerse. Los Xaositectos aspiran a personificar el caos mentalmente, pero no necesariamente de forma física. A muchos les parecen locos o idiotas, pero no son ninguna de las dos cosas. Los locos son, usualmente, más legales de lo que uno pudiese esperar, aún más limitados por sus neurosis e ilusiones que cualquier persona cuerda. No desean abandonar el pensamiento; simplemente quieren abandonar la lógica y las pautas, actuar de forma completamente impredecible; de esta manera pueden extender el caos por todo el Multiverso.  

Por supuesto, el caos debe existir fuera de las estructuras morales. El bien y el mal son irrelevantes ante la gloria del caos. ¿Acaso una tormenta se preocupa de por dónde caen sus rayos?El caos es aleatorio, y la aleatoriedad es arbitraria. La mayoría de las veces, las únicas personas con las que un Xaositecto no es del todo arbitrario es con otros Xaositectos, e incluso esto es un poco cuestionable. Por supuesto, individualmente algunos Xaositectos imponen sus propias estructuras morales al caos. Los Xaositectos de alineamiento bueno tienden a desea una mejoría, un cambio positivo y un desarrollo… tienden a remover la olla cuando ven estancamiento y corrupción, con la esperanza de que sus acciones sirvan para un despertar colectivo, como un ímpetu por el cambio donde se encuentran la maldad y la iniquidad. Los Caóticos de alineamiento maligno tienden a ver el caos como una herramienta que usar en su propio beneficio, un método de obtener ganancias o un arma que ser usada contra los enemigos.  

Naturalmente, no hay codificada ninguna senda que seguir; eso iría contra los propios principios de los Xaositectos. Algunos van a Limbo a tratar de aprender lo que puedan allí. Otros siguen a alguno de los Xaositectos más carismáticos durante un tiempo. Unos pocos tratan de encarnar diferentes papeles en diferentes misiones. Lo único que tienen suss sendas en común es que cada uno sigue su propia senda. Algunas veces se trata de la senda de algún otro, pero eso también es caos. 

Aunque muchas veces los Xaositectos puedan parecer bufones, debería aclararse que el humor no es normalmente su objetivo. Si en ocasiones pueden parecer risibles o idiotas, esto es un subproducto de sus acciones caóticas. Frecuentemente,las cosas que pueden ser consideradas humorísticas inicialmente se pasan hasta bastante más allá de dejar de ser divertidas, o se convierten en cosas que dejan de ser entretenidas (especialmente si la peña empieza a perder los ojos). De todos modos, como muchos bardos admitirán, hay una vena artística en una mente que se ha dejado llevar por el modo de pensar de los Xaositectos. Algunos de los mejores (y de los peores) artistas que ha dado Sigil han pertenecido a esta facción.  



BREVE HISTORIA 

Aunque los Xaositectos no llevan demasiado tiempo por los planos, quizá un siglo o así, parece que siempre han existido grupos que se parecen a ellos. Antiguas organizaciones como la Orden de Dis, los Oclócratas, el Gremio Estridente y docenas más manchan la historia de los planos, y pocos de ellos duran más de un siglo. Por supuestos, estos grupos han sido en ocasiones prominentes en Sigil, juntándose a veces en números superiores a los que pueden encontrarse en el Limbo o en la villa-portal de Xaos. La mayoría de las facciones rivales los calificaban con la etiqueta común de “problemas”. De hecho, la única razón por la que los Xaositectos son conocidos con este nombre es porque los demás grupos se han acostumbrado a llamarlos así, y no por un deseo de los Caóticos de mantener un nombre estable. Ciertamente, es bastante común escuchar a un Xaositecto referirse a su facción con un nombre totalmente desconocido. Rara vez esos apelativos son de uso común, aunque puede ser la forma en la que la facción evoluciona hacia nuevas etiquetas y definiciones.  

Tratar de compilar la historia de los Xaositectos es fútil. No guardan registros escritos ni verbales (al menos, no que sean precisos), y para aquellos que lo ven desde fuera es difícil decir exactamente qué está pasando realmente dentro de los Xaositectos. Más una fuerza de la naturaleza que una organización, rara vez toman parte en los eventos críticos en la Ciudad de los Portales. Por supuesto, hay incontables y coloridas historias de las hazañas de los Xaositectos, como la vez que asesinaron al fáctol del Harmónium golpeándole en la cabeza con un reloj de arena. O la vez que los Sensibles los invitaron a una fiesta y terminó desencadenando una de las mayores revueltas de la historia de Sigil (con algo de ayuda de los Anarcos). También estuvo la vez durante la Guerra de las Facciones que pasearon por la ciudad a una docena de tipos disfrazados de Karan, para añadir más caos a la situación. Hay miles de divertidas historias que involucran a los Caóticos, de las cuales casi la mitad son ciertas. Pero los Xaositectos viven firmemente en el presente. La Guerra de las Facciones vino y se fue, sin tener un gran impacto en ellos. Las pérdidas durante la guerra y debidas al posterior éxodo pronto fueron reemplazadas por un número de tíos casi igual, “inspirados” por la guerra y la confusión reinante, y el cambio que vino de ellas. Por supuesto, perdieron a su así llamado líder, Karan, pero él simplemente lideraba mediante el ejemplo en primer lugar… cuando sentía que tenía que hacerlo. Ningún Caótico se ha atrevido a tomar las riendas del grupo desde Karan, y muchos dicen que la Guerra de las Facciones sólo los ha hecho más “puros”. Unos pocos Xaositectos han liderado sus propios pequeños grupos de Caóticos para varios fines, pero son grupos muy reducidos, y de ningún modo representativos del grueso de la facción.  

OBJETIVOS 

Según dice la mayoría de la peña, el objetivo principal de los Xaositectos es fomentar el caos. Sin embargo, tener un objetivo ya significa que estás cayendo en pautas, y los Xaositectos desprecian vehementemente las pautas.  

Así que borra eso. 

¿Quieres saber en qué enorme y laberíntica conspiración están metidos los Caóticos? Pregúntale a uno de ellos. Puede que incluso obtengas una respuesta honesta; sin embargo, eso no significa que sea correcta. De hecho, la mayoría de los planes de los Xaositectos son a corto plazo, y rara vez se ven envueltos más de una docena de ellos. 

Pregúntale a Lavanda Terremoto, y probablemente te responda con un discurso acerca de cómo la magia es la raíz de todas las cosas, y de que la magia es inherentemente caótica. Dirige una taberna, pero parece que está bastante involucrada en el asunto de la magia salvaje que se está extendiendo por Sigil, y en otras ocasiones parece que simplemente se dedica a realizar acciones aleatorias durante días. Si se aburre, lanza hechizos de acción aleatoria o confusión, aunque si esto es deliberado o no sigue siendo tema de debate. Su propia taberna tiene varias innovaciones mágicas inusuales, desde la espita que produce bebidas alcohólicas aleatorias (servidas a todos aquellos que piden “lo de siempre”) hasta el hecho de que el negocio muchas veces cambia de muebles, pintura, nombre o incluso local. Aunque sea una taberna perfectamente válida durante la mayor parte del tiempo, puede sentirse ese toque especial que dice “el caos ha estado aquí”.  

Pregunta a La Pintora, una tiefling Caótica, qué es lo que está haciendo, y es improbable que te dé una respuesta concreta. Lo que muestran sus acciones, sin embargo, es que tanto ella como su pandilla están pintando Sigil. Son responsables del mural en el Gran Gimnasio, el que ha sido laureado como una de las mejores obras pictóricas que jamás han visto los planos. También son responsables de la horrible monstruosidad que han pintado en el Parlamento. Pintan donde sea: muros, caminos, árboles, agujas, primarios… cualquier cosa que tengan a mano, y con las pinturas que tengan a mano en ese momento (que no siempre es pintura propiamente dicha). Otros pequeños grupos se han escindido de su pandilla, cada uno siguiendo su propia filosofía estética, y al menos uno de esos grupos está trabajando para destruir las obras pintadas por los otros grupos.  

Pregúntale a Mordrigaarz lo que está haciendo y probablemente te dé una buena paliza por meterte donde no te llaman. Pregúntale a cualquiera en la Colmena y te dirán que Mordrigaarz y su alegre banda son una pandilla de matones que vagan por la Colmena iniciando peleas, lo cual es una mala cosa. Por otro lado, trata de protegerlos cuando cree que están amenazados: es su trabajo el abusar de ellos, y no va a permitir que ningún otro lo haga. Hay un agradecimiento reluctante de la gente del barrio por sus esfuerzos, ya que ha limpiado el vecindario hasta cierto punto… incluso si sus razones son cualquier cosa menos benevolentes. A veces decide algún criterio que las gentes de la Colmena deben cumplir, y se dedica a molestar a la gente cuando incumple esos criterios, llamándolos “extranjeros” (incluso aunque sean vecinos de la Colmena). Un día puede ser el color de sus ropas, otro día puede ser la gente que no pronuncie las erres de forma correcta “para un habitante de la Colmena”. La mayoría de ciudadanos de la Colmena ya saben cómo evitarlo o cómo dirigirlo hacia otros menos cautos.  

Pregúntale a la Hermana Cade y te soltará un discurso acerca de su recién reencontrada fe. Aunque su fe es profunda y absolutamente fanática de vez en cuando, es bastante inconsistente. Ea adoradora de unos cuarenta y tres poderes diferentes, y no parece que se haya establecido en la adoración a ninguno de ellos, sin ascender nunca por encima del rango de acólita. Aunque uno pudiese pensar que las iglesias de Sigil ya se tendrían que haber rendido, lo cierto es que su profunda fe es ardientemente deseada por dichas iglesias. Quizá haya algo especial en su fe, o simplemente cada culto quiere llevarse el premio final por convencerla.  

Pregúntale a Karan y te hablará durante un rato en caosía, y puede que trate de reclutarte, pero siempre negará haber estado ausente. Por supuesto, la mayor parte dela gente no ha vuelto a ver a Karan nunca más, y las pocas historias sobre él son del conocido de un conocido. Algunos dicen que hay un grupo de Caóticos impersonando a Karan y rondando por ahí. Otros dicen que, en realidad, nunca fue enlaberintado. Otros dicen que en realidad Karan no eran un miembro de la facción, si no una fuerza primordial del Caos que en ocasiones llevaba máscaras similares. Unos pocos incluso dicen que Karan nunca existió, que sólo era un disfraz que utilizaba un grupo de Xaositectos durante todo ese tiempo (lo cual explicaría sus extrañas ausencias). Pero la verdad, como suele suceder con los Xaositectos, está enterrada en el caos.  

Hay, naturalmente, muchos otros grupos de Xaositectos yendo y viniendo con sus propias agendas. Está el grupo que anda por ahí tratando de implantar huevos de slaad a la peña. También está el grupo que ha viajado a Menasus para asegurarse de que el conflicto entre el Harmónium y la Fraternidad del Orden continúe. Hay otro grupo trabajando para tratar de volver dementes a los elementales. Si eres capaz de pensar en algo, habrá algún Xaositecto dispuesto a hacerlo, algún Xaositecto que lo haya hecho y algún Xaositecto que lo esté haciendo en ese momento. 



ALIADOS 

Los Caóticos pueden no ser muy predecibles, pero quiénes son sus aliados sí que es predecible. La Liga Revolucionaria y la Guardia del Destino son los aliados tradicionales de los Xaositectos, pero eso tiene más que ver con la naturaleza caótica de esas facciones que con un intento de los Xaositectos por acercarse a ellas. La verdad es que los Xaositectos han estado aliados con todas y cada una de las facciones en un momento u otro, pero su falta de fiabilidad hace que la mayor parte de la peña se mantenga alejada de ellos. Los más necios Anarcos y Hundidores tratan a los Xaositectos como una herramienta de destrucción, pensando que si pueden juntar al suficiente número de Caóticos en un lugar, la destrucción y la anarquía estarán aseguradas. Este tipo de tramas fallan tantas veces como tienen éxito. Los Xaositectos pueden iniciar una revuelta, una fiesta, o ir a la guerra, pero es igual de probable que hagan algo menos disruptivo, como construir una estatua deforme de St.Cuthbert o echarse una siesta colectiva.  

ENEMIGOS 

No es difícil imaginarse que los enemigos de los Xaositectos son la Fraternidad del Orden y el Harmónium. Aunque no se opongan deliberadamente al Harmónium, los Caóticos se encuentran muchas veces enfrentados a los Cabezones, especialmente debido al hecho de que un Xaositecto mató al anterior fáctol del Harmónium. Pese a todo, los Cabezones no los consideran un peligro tan serio para la armonía como la Liga de la Libertad o la Liga Revolucionaria. Sorprendentemente chocan con menos frecuencia con la Fraternidad del Orden: incluso aunque los Caóticos metan sus narices en los ordenados asuntos de los Jefes, su perspectiva académica hace que sean menos propensos al enfrentamiento.  

Recientemente, los Xaositectos han ido en contra de los Hijos de la Misericordia. Aunque los dos grupos no hayan tenido demasiados conflictos, la naturaleza caótica de los Xaositectos hace que vulneren la ley con frecuencia, y se encuentren con los Mártires intentando defenderla. Pero es igual de frecuente que un Hijo de la Misericordia defienda a algún Caótico acusado injustamente, y la naturaleza flexible de ambos grupos ha impedido que las hostilidades vayan a más -de momento.

Comparte esta entrada en tus Redes

Vistas:

Esta entrada ha sido publicada en el blog de un Miembro de la Forja de Marte y nosotros la recogemos aquí junto a miles de entradas relacionadas. Para leer el post completo, pásate por el blog del autor. No olvides volver aquí y compartirla si lo ves oportuno. Si crees que esta contenido no es apropiado, por favor, contacta con nosotros y háznoslo saber. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario