Facciones en Planescape: (XVI) los Predestinados

Facciones en Planescape: (XVI) los Predestinados

Bienvenidos al decimosexto de una serie de artículos de trasfondo sobre Planescape: se trata de la traducción del capítulo 3 del entorno de campaña de Planescape para D&D 3.5 realizado por la gente de Planewalker.es (página ya desaparecida). Comenzamos a analizar cada facción en detalle. Hoy, los Predestinados.




Debemos reagruparnos; debemos sobrevivir. Y lo haremos: siempre lo hemos hecho. Las acciones de Darkwood han brillado con una luz terrible que no parpadea sobre todos nosotros. Pasarán años, incluso décadas, hasta que seamos capaces de dejar atrás sus crímenes, hasta que dejemos de ser responsables por lo que sucedió. Pero somos fuertes, y atravesaremos cualquier obstáculo. Los salones del Santuario arden con la energía de nuestros compañeros, más brillante en estos tiempos terribles que nunca antes. Viajeros a través de todos los planos regresan con las historias de sus aventuras, y un espíritu de cooperación que parecía perdido ha regresado a nuestra asediada facción. Incluso aunque mantengamos nuestra individualidad y orgullo en nuestros corazones, nos reunimos en esta hora de adversidad. Aquí, en los campos dorados de Ysgard, donde cada uno lucha por su propia excelencia, nuestra facción comienza de nuevo.

-De La Historia Secreta de Sigil, escrita por Brigitte Gunnarsmoon .


Los Predestinados son probablemente uno de los grupos que más desconfianza generan de todo el Multiverso. Su líder fue responsable de las calamidades de la Guerra de las Facciones, y toda la peña lo sabe. Aunque los miembros de los Predestinados no estaban al tanto de las ambiciones y los planes de su líder, fueron lo bastante sabios como para largarse de Sigil a tiempo. Ahora, buscan su camino en los planos del Gran Anillo, y lo encuentran tan implacable como cualquier Acaparador de sangre fría.

Los Predestinados no creen en la compasión. Reconocen que el Multiverso es un lugar muy duro, pero creen que cada uno es dueño de su propio destino, y no hay nadie más a quien culpar. Todo el mundo tiene el potencial de hacer algo grande, pero sólo aquellos que se esfuerzan y trabajan duro van a alguna parte. El Multiverso pertenece a aquellos que sean capaces de agarrarlo, y si fracasas intentándolo, es que no te estabas esforzando lo suficiente.



Filosofía: Cada uno es responsable de sí mismo, Para bien o para mal, cada uno se fabrica su propio destino. 
Apodos: Acaparadores, Desalmados, Supervivientes 
Cuartel general: El Santuario, en Ysgard 
Principales razas: Bariaur, enanos, halflings, humanos, tieflings. 
Principales clases: Bárbaros, exploradores, pícaros. 
Fáctol: Aram Oakwright (CN macho enano Guerrero6) 
Miembros prominentes: Rayl Whitespoon (CN hembra githzerai Guerrera4/Maga6), Brigitte Gunnarsmoon (CN hembra gigante de los hielos Experta4), Shorash Ambergrove (LN macho aasimar Pícaro16)  
Alineamiento: Cualquiera excepto Legal Bueno. 
Símbolo: Una mano sosteniendo un bastón para caminar de color dorado, sobre un fondo púrpura. Este nuevo símbolo ha sido adoptado para poner énfasis en el cambio de la facción, pero sus detractores dicen que el bastón es en realidad una porra.  

FILOSOFÍA
Los Predestinados creen que el Multiverso, y por extensión todo lo demás, están ahí para aquellos que puedan cogerlos. Aquellos que son lo suficientemente fuertes como para tomar algo es porque lo merecen. Esto se refiere a todo: desde riquezas materiales, tierra o las mismas creencias que mantienen el Multiverso. Un tío debe hacerse a sí mismo mediante sus propios medios, y si fracasa, la culpa será sólo suya. Suerte, oportunidad, destino, todo son engaños. Un verdadero Predestinado agarrará los hilos de las Normas y los partirá en trozos. Entonces seguirá adelante, haciendo lo que sea necesario para construir el futuro que desea. Por supuesto, hay muchos que llaman a los Predestinados crueles e insensibles. Son sólo los lloros de pusilánimes que no fueron capaces de tomar las riendas de su propio destino. En lugar de tratar de hacer algo por sí mismos, tratan de herir a los que tienen éxito con sus palabras afiladas como cuchillos. Bueno, los Predestinados tienen la piel bien dura.

Y, en verdad, esos pobres necios lo han entendido todo mal. Los Predestinados no son simples ladrones o matones (al menos no la mayor parte). Son, en primer lugar, individuos. La mayoría son del tipo de gente con un cierto sentido del juego limpio: convertirse en un Predestinado no significa acaparar todo lo que hay a tu alrededor, y no significa que no le vayas a dar a la gente un trato justo. Pero cuando verdaderamente quieres algo, lo tratas de hacer tuyo por todos los medios posibles. Todos los Predestinados salvo los más turbios saben que no todo puede obtenerse por la fuerza. Pero incluso encontrar el amor o la felicidad requiere fuerza de voluntad, y una fuerza interior de la que muchos carecen.

Nunca muestres debilidad ni seas blando. Nunca seas un cobarde. Es el coraje lo que se necesita para luchar por lo que quieres y por aquello en lo que crees. Cada vez que veas a alguien tirado en el arroyo, recuerda que el único culpable es él. Nadie que se respete a sí mismo estaría tirado en el fango, suplicando ayuda. Un tío tiene que ser autosuficiente. Porque cuando vienen mal dadas, sólo te tendrás a ti mismo para mirar por ti. Quien mejor va a defender tus propios intereses es... tú mismo.



BREVE HISTORIA

Los Predestinados mantienen la verdad sobre sus primeros días cerca de sus cofres. Habían estado por la Jaula durante un tiempo, teniendo la previsión y los medios para adquirir el Salón de los Registros y convertirse en los recaudadores de impuestos de Sigil. El Salón de los Registros contenía archivos de casi cualquier transacción y título de propiedad con una mínima importancia en Sigil. Certificados de nacimiento, matrimonio y muerte se guardaban en el Salón, junto con archivos históricos y censos. El sótano contenía los extensos archivos adquiridos cuando los Predestinados desahuciaron a los anteriores dueños del edificio, el Colegio de Bigby de las Artes Académicas. Esos archivos fueron muy útiles, y constituyeron la base para la Historia secreta de Sigil, la mayor recopilación de información acerca de las otras facciones. Este proyecto de investigación estaba continuamente en marcha, siempre añadiendo nuevos datos, y también contenía la propia historia de los Predestinados. 

No se sabe demasiado acerca de la historia de la facción. Siempre han tenido una cierta presencia en varios planos, sobre todo Ysgard, donde un gran número de habitantes pertenece a esta facción. Los fuertes prosperan en los campos de Ysgard, y la relación entre el plano y la facción es algo natural. Parece que los Predestinados surgieron aquí, tras aprender valiosas lecciones sobre supervivencia y autosuficiencia. Desde aquí, la facción se extendió a través de los planos, aprendiendo cómo hacer frente a las diferentes condiciones del Gran Anillo, encontrando formas de sobrevivir e incluso de prosperar. Con el paso del tiempo fueron centrando su atención en más que en simplemente acaparar, sobre todo cuando llegaron a Sigil. Muchos Predestinados habían llegado a posiciones de poder en los planos, algunas veces como gobernantes, pero más frecuentemente como manos derechas u otros poderes tras el trono. Los Predestinados tienden a la sutileza y a la manipulación, y permanecer tras el telón proporciona al poder más longevidad que si se mostrase abiertamente.  

El duque Rowan Darkwood se convirtió en fáctol de los Predestinados tras sacar los trapos sucios de Emma Oakwright, la fáctol anterior. Darkwood sólo había estado en la Jaula por poco tiempo, pero aprendía rápido. Lo suficientemente ambicioso como para avergonzar a la mayoría de los Predestinados, Darkwood marcó como objetivo nada más y nada menos que la propia Sigil. Hizo muchos enemigos en su camino, tanto dentro como fuera de su facción. Sus planes comenzaron a dar fruto cuando finalmente puso sus manos sobre “algo” que pretendía usar contra la propia Dama del Dolor. Fue entonces cuando desencadenó la Guerra de las Facciones.  

Por supuesto, los planes de Darkwood no funcionaron como él esperaba, y fue arrojado a los Laberintos con el resto de los fáctols. La estructura de poder de las facciones se desmoronó, y la Dama arrojó los restos a los cuatro vientos. Cuando las quebradas facciones compararon sus notas sobre la Guerra, quedó claro que Darkwood había jugado con todas ellas, manipulando los eventos y provocando el actual y desastroso estado de las facciones y de la propia Sigil. Los Predestinados comenzaron a desaparecer cuando se supo la verdad, muchos de ellos escurriéndose de vuelta a Ysgard. Su cuartel general allí era llamado “Los Salones de Rowan” en honor a su líder, pero ahora se conoce simplemente como El Santuario. Cualquier Predestinado es bienvenido aquí, y puede instalarse si lo necesita. Naturalmente, tiene que trabajar a cambio de ese privilegio, pero es mejor que estar ahí fuera, al frío. Aunque han perdido el Salón de los Registros (y el Salón ha perdido los registros), Darkwood hizo que trasladasen La Historia Secreta de Sigil a Ysgard poco antes de la Guerra. La información allí contenida puede ser una clave para el regreso de los Predestinados a la Jaula. La historiadora Brigitte Gunnarsmoon ha sido nombrada encargada de los archivos, y constantemente investiga y añade nueva información.  

Recientemente, los Donadores de Anillos han abandonado Skeinheim, su cuartel general en Ysgard.Esta fortaleza fue antiguamente el cuartel general de los Predestinados en Ysgard, pero cayó en manos de los Donadores de Anillos. Los Predestinados clamaron que habían sido engañados, y nunca perdonaron aquello a los Donadores de Anillos. Los Predestinados trataron de retomar la fortaleza varias veces a lo largo de los años, pero los Donadores de Anillos los derrotaron todas y cada una de las veces. Desde que los Donadores de Anillos hicieron el equipaje y se largaron, algunos Predestinados se han instalado allí. Muchos Predestinados aún creen que se trata de algún tipo de trampa, y mantienen siempre un ojo vigilante en Skeinheim.  

Aram Oakwright, anterior mano derecha de Rowan Darkwood en el Salón de los Registros, ha logrado hacerse con el control de la facción. Lo había estado intentando desde que Darkwood le arrebató el puesto a su prima. Oakwright es un experto en el arte de la compraventa de información, y con la Historia secreta de Sigil en sus manos, está siendo capaz de mantener a raya a todos sus competidores. Sin embargo, su posición aún es precaria. Los otros matasietes ambiciosos están tratando de encontrar la manera de derribarlo, mientras que muchos otros Predestinados no quieren que el reemplazo de Darkwood sea otro bastardo hambriento de poder. Para los Predestinados con mayor visión a largo plazo, Oakwright es un peligroso anacronismo, la clase de tío que los convirtió en parias en primer lugar. Algunos de ellos han decidido, simplemente, ignorar al fáctol por ahora: están demasiado ocupados forjando su propio camino como para preocuparse por él.  


OBJETIVOS 
Simplemente continuar existiendo es un buen objetivo para la facción y para sus miembros. Aunque la mayoría de ellos no estaban al tanto de los planes de su anterior fáctol, los miembros de los Predestinados son incluso menos populares que antes. Uno de los objetivos que necesitan alcanzar es lavar su imagen, y están tratando e lograrlo de varias formas. 

Los Predestinados están tratando de, al menos, parecer tíos amistosos; y aunque no están siendo caritativos, al menos tratan de ofrecer ayuda aquí y allá. Esperan ser pagados por su ayuda de algún modo, pero normalmente ofrecen un trato justo. También tratan de mostrar a lo demás que su filosofía no es tan mala, después de todo. Señalan el hecho de que cualquiera puede ingresar en su facción (salvo los paladines y ese tipo de gente...). Puede que sean elitistas, pero nunca van a detener a alguien si lo intenta con todas sus fuerzas. El mejor ejemplo de esta campaña es Shorash Ambergrove, un aasimar con una personalidad tan brillante como su piel. Shorash viaja por el Gran Anillo, ofreciendo seminarios (por un precio) sobre cómo un tío puede alcanzar su pleno potencial. También vende libros que contienen todo tipo de consejos y frases motivantes que un matasietes puede repetirse a sí mismo para mantener una actitud positiva. Un montón de gente se ha animado a apuntarse a la facción tras asistir a uno o dos de estos seminarios. Shorash aún no ha llegado a la Jaula, pero es sólo una cuestión de tiempo. Los Predestinados, en gran medida, están trabajando para volver a ganarse el respeto de la gente, y tratan de mostrarse como tíos autosuficientes a los que admirar, no gente a quien temer o despreciar.  

Muchos de los Acaparadores se dedican a pelear por cualquier parcela de tierra que puedan encontrar en los planos, sobre todo en las Tierras Exteriores. Incluso en un Multiverso infinito, el territorio es una propiedad valiosa. Oakwright está especialmente interesado en Glórium, el Burgo portal a Ysgard. El Caudillo de Glórium, Narizrrota Grim de la Liga de la Libertad, siempre ha resistido los intentos de los Predestinados de poner un pie allí. Oakwright está dispuesto a tomar Glórium por la fuerza de las armas, si es que llega la ocasión. Rayl Whitespoon , que antes dirigía la Academia Rowan de Entrenamiento, ha destacado en incursiones a otros planos, particularmente en la batalla de Kra’thinkar , una fortaleza Githyanki construida sobre el cadáver de un poder sin nombre. Aunque esto ha proporcionado a los Predestinados una base en el plano astral, se rumorea que la verdadera razón de este imprudente asalto es un antiguo agravio entre Whitespoon y H’r’kai, un prominente caballero githyanki de Kra’thinkar. Alguna gente aún se pregunta cómo Darkwood pudo rechazar a Whitespoon por la antigua fáctol Nilesia de los Eutanastas.  

Muchos de los Predestinados menos militantes han tomado el control de algunas rutas de caravanas, o han abierto o mantenido negocios de algún tipo. Muchas de las caravanas comerciales de las Tierras Exteriores y de los planos del Gran Anillo llevan mercancías a los burgos-portal y al Gran Bazar de Sigil. Muchos de ellos apoyan silenciosamente el plan de Oakwright sobre Glórium, con la esperanza de ganar acceso a los senderos de Yggdrasil. 

En general, los Predestinados han vuelto a las habilidades que los hicieron especiales en un primer momento. Cuando un Superviviente concentra su mente en conocer un plano, pocos pueden igualar su pericia. Los Predestinados saben cómo resistir la naturaleza despiadada del Gran Anillo, y muchos están orgullosos de su habilidad incluso en los inhóspitos Planos Interiores y sitios parecidos. Muchos Predestinados han tomado el papel de guías, ya sea de caravanas o de individuos. Los Supervivientes dirigen numerosas estaciones de paso, posadas y puentes con peajes, y ofrecen sus servicios como guías, incluso de rutas de caravanas que ellos no controlan.  


ALIADOS 
Los Predestinados nunca han tenido muchos amigos, y eso no ha cambiado desde la Guerra de las Facciones. Todavía tienden a llevarse bien con la Liga de la Libertad, siempre que sus objetivos individuales no colisionen y los Predestinados sigan proveyendo mercancías para el Gran Bazar de Sigil, o ayuden a proteger las rutas comerciales. Los Predestinados solían tener algunos tenues vínculos con los Eutanastas; de los dos grupos nacidos de la ruptura de la antigua facción, los Hijos de la Misericordia no se preocupan demasiado acerca de los Predestinados (y el sentimiento es mutuo). Los Mataplastas siguen teniendo vínculos con los Predestinados, y en ocasiones trabajan juntos, mientras que otras veces se enfrentan, dependiendo de la situación. 

ENEMIGOS 
Prácticamente todo el mundo es enemigo de los Predestinados. La mayoría de la peña aún se muestra cautelosa con los Acaparadores, y ninguna de las facciones tiene interés en perdonarlos por provocar la Guerra de las Facciones. Los Predestinados aún mantienen cuentas pendientes con los Donadores de Anillos, la otra facción con sede en Ysgard. Sus filosofías no se complementan bien, lo que ha generado fricciones y enfrentamientos continuos a lo largo de los años.
 

Por: Yibrael

Comparte en tus Redes

Vistas:

Bienvenidos al decimosexto de una serie de artículos de trasfondo sobre Planescape: se trata de la traducción del capítulo 3 del entorno de campaña de Planescape para D&D 3.5 realizado por la gente de Planewalker.es (página ya desaparecida). Comenzamos a analizar cada facción en detalle. Hoy, los Predestinados.




Debemos reagruparnos; debemos sobrevivir. Y lo haremos: siempre lo hemos hecho. Las acciones de Darkwood han brillado con una luz terrible que no parpadea sobre todos nosotros. Pasarán años, incluso décadas, hasta que seamos capaces de dejar atrás sus crímenes, hasta que dejemos de ser responsables por lo que sucedió. Pero somos fuertes, y atravesaremos cualquier obstáculo. Los salones del Santuario arden con la energía de nuestros compañeros, más brillante en estos tiempos terribles que nunca antes. Viajeros a través de todos los planos regresan con las historias de sus aventuras, y un espíritu de cooperación que parecía perdido ha regresado a nuestra asediada facción. Incluso aunque mantengamos nuestra individualidad y orgullo en nuestros corazones, nos reunimos en esta hora de adversidad. Aquí, en los campos dorados de Ysgard, donde cada uno lucha por su propia excelencia, nuestra facción comienza de nuevo.

-De La Historia Secreta de Sigil, escrita por Brigitte Gunnarsmoon .


Los Predestinados son probablemente uno de los grupos que más desconfianza generan de todo el Multiverso. Su líder fue responsable de las calamidades de la Guerra de las Facciones, y toda la peña lo sabe. Aunque los miembros de los Predestinados no estaban al tanto de las ambiciones y los planes de su líder, fueron lo bastante sabios como para largarse de Sigil a tiempo. Ahora, buscan su camino en los planos del Gran Anillo, y lo encuentran tan implacable como cualquier Acaparador de sangre fría.

Los Predestinados no creen en la compasión. Reconocen que el Multiverso es un lugar muy duro, pero creen que cada uno es dueño de su propio destino, y no hay nadie más a quien culpar. Todo el mundo tiene el potencial de hacer algo grande, pero sólo aquellos que se esfuerzan y trabajan duro van a alguna parte. El Multiverso pertenece a aquellos que sean capaces de agarrarlo, y si fracasas intentándolo, es que no te estabas esforzando lo suficiente.



Filosofía: Cada uno es responsable de sí mismo, Para bien o para mal, cada uno se fabrica su propio destino. 
Apodos: Acaparadores, Desalmados, Supervivientes 
Cuartel general: El Santuario, en Ysgard 
Principales razas: Bariaur, enanos, halflings, humanos, tieflings. 
Principales clases: Bárbaros, exploradores, pícaros. 
Fáctol: Aram Oakwright (CN macho enano Guerrero6) 
Miembros prominentes: Rayl Whitespoon (CN hembra githzerai Guerrera4/Maga6), Brigitte Gunnarsmoon (CN hembra gigante de los hielos Experta4), Shorash Ambergrove (LN macho aasimar Pícaro16)  
Alineamiento: Cualquiera excepto Legal Bueno. 
Símbolo: Una mano sosteniendo un bastón para caminar de color dorado, sobre un fondo púrpura. Este nuevo símbolo ha sido adoptado para poner énfasis en el cambio de la facción, pero sus detractores dicen que el bastón es en realidad una porra.  

FILOSOFÍA
Los Predestinados creen que el Multiverso, y por extensión todo lo demás, están ahí para aquellos que puedan cogerlos. Aquellos que son lo suficientemente fuertes como para tomar algo es porque lo merecen. Esto se refiere a todo: desde riquezas materiales, tierra o las mismas creencias que mantienen el Multiverso. Un tío debe hacerse a sí mismo mediante sus propios medios, y si fracasa, la culpa será sólo suya. Suerte, oportunidad, destino, todo son engaños. Un verdadero Predestinado agarrará los hilos de las Normas y los partirá en trozos. Entonces seguirá adelante, haciendo lo que sea necesario para construir el futuro que desea. Por supuesto, hay muchos que llaman a los Predestinados crueles e insensibles. Son sólo los lloros de pusilánimes que no fueron capaces de tomar las riendas de su propio destino. En lugar de tratar de hacer algo por sí mismos, tratan de herir a los que tienen éxito con sus palabras afiladas como cuchillos. Bueno, los Predestinados tienen la piel bien dura.

Y, en verdad, esos pobres necios lo han entendido todo mal. Los Predestinados no son simples ladrones o matones (al menos no la mayor parte). Son, en primer lugar, individuos. La mayoría son del tipo de gente con un cierto sentido del juego limpio: convertirse en un Predestinado no significa acaparar todo lo que hay a tu alrededor, y no significa que no le vayas a dar a la gente un trato justo. Pero cuando verdaderamente quieres algo, lo tratas de hacer tuyo por todos los medios posibles. Todos los Predestinados salvo los más turbios saben que no todo puede obtenerse por la fuerza. Pero incluso encontrar el amor o la felicidad requiere fuerza de voluntad, y una fuerza interior de la que muchos carecen.

Nunca muestres debilidad ni seas blando. Nunca seas un cobarde. Es el coraje lo que se necesita para luchar por lo que quieres y por aquello en lo que crees. Cada vez que veas a alguien tirado en el arroyo, recuerda que el único culpable es él. Nadie que se respete a sí mismo estaría tirado en el fango, suplicando ayuda. Un tío tiene que ser autosuficiente. Porque cuando vienen mal dadas, sólo te tendrás a ti mismo para mirar por ti. Quien mejor va a defender tus propios intereses es... tú mismo.



BREVE HISTORIA

Los Predestinados mantienen la verdad sobre sus primeros días cerca de sus cofres. Habían estado por la Jaula durante un tiempo, teniendo la previsión y los medios para adquirir el Salón de los Registros y convertirse en los recaudadores de impuestos de Sigil. El Salón de los Registros contenía archivos de casi cualquier transacción y título de propiedad con una mínima importancia en Sigil. Certificados de nacimiento, matrimonio y muerte se guardaban en el Salón, junto con archivos históricos y censos. El sótano contenía los extensos archivos adquiridos cuando los Predestinados desahuciaron a los anteriores dueños del edificio, el Colegio de Bigby de las Artes Académicas. Esos archivos fueron muy útiles, y constituyeron la base para la Historia secreta de Sigil, la mayor recopilación de información acerca de las otras facciones. Este proyecto de investigación estaba continuamente en marcha, siempre añadiendo nuevos datos, y también contenía la propia historia de los Predestinados. 

No se sabe demasiado acerca de la historia de la facción. Siempre han tenido una cierta presencia en varios planos, sobre todo Ysgard, donde un gran número de habitantes pertenece a esta facción. Los fuertes prosperan en los campos de Ysgard, y la relación entre el plano y la facción es algo natural. Parece que los Predestinados surgieron aquí, tras aprender valiosas lecciones sobre supervivencia y autosuficiencia. Desde aquí, la facción se extendió a través de los planos, aprendiendo cómo hacer frente a las diferentes condiciones del Gran Anillo, encontrando formas de sobrevivir e incluso de prosperar. Con el paso del tiempo fueron centrando su atención en más que en simplemente acaparar, sobre todo cuando llegaron a Sigil. Muchos Predestinados habían llegado a posiciones de poder en los planos, algunas veces como gobernantes, pero más frecuentemente como manos derechas u otros poderes tras el trono. Los Predestinados tienden a la sutileza y a la manipulación, y permanecer tras el telón proporciona al poder más longevidad que si se mostrase abiertamente.  

El duque Rowan Darkwood se convirtió en fáctol de los Predestinados tras sacar los trapos sucios de Emma Oakwright, la fáctol anterior. Darkwood sólo había estado en la Jaula por poco tiempo, pero aprendía rápido. Lo suficientemente ambicioso como para avergonzar a la mayoría de los Predestinados, Darkwood marcó como objetivo nada más y nada menos que la propia Sigil. Hizo muchos enemigos en su camino, tanto dentro como fuera de su facción. Sus planes comenzaron a dar fruto cuando finalmente puso sus manos sobre “algo” que pretendía usar contra la propia Dama del Dolor. Fue entonces cuando desencadenó la Guerra de las Facciones.  

Por supuesto, los planes de Darkwood no funcionaron como él esperaba, y fue arrojado a los Laberintos con el resto de los fáctols. La estructura de poder de las facciones se desmoronó, y la Dama arrojó los restos a los cuatro vientos. Cuando las quebradas facciones compararon sus notas sobre la Guerra, quedó claro que Darkwood había jugado con todas ellas, manipulando los eventos y provocando el actual y desastroso estado de las facciones y de la propia Sigil. Los Predestinados comenzaron a desaparecer cuando se supo la verdad, muchos de ellos escurriéndose de vuelta a Ysgard. Su cuartel general allí era llamado “Los Salones de Rowan” en honor a su líder, pero ahora se conoce simplemente como El Santuario. Cualquier Predestinado es bienvenido aquí, y puede instalarse si lo necesita. Naturalmente, tiene que trabajar a cambio de ese privilegio, pero es mejor que estar ahí fuera, al frío. Aunque han perdido el Salón de los Registros (y el Salón ha perdido los registros), Darkwood hizo que trasladasen La Historia Secreta de Sigil a Ysgard poco antes de la Guerra. La información allí contenida puede ser una clave para el regreso de los Predestinados a la Jaula. La historiadora Brigitte Gunnarsmoon ha sido nombrada encargada de los archivos, y constantemente investiga y añade nueva información.  

Recientemente, los Donadores de Anillos han abandonado Skeinheim, su cuartel general en Ysgard.Esta fortaleza fue antiguamente el cuartel general de los Predestinados en Ysgard, pero cayó en manos de los Donadores de Anillos. Los Predestinados clamaron que habían sido engañados, y nunca perdonaron aquello a los Donadores de Anillos. Los Predestinados trataron de retomar la fortaleza varias veces a lo largo de los años, pero los Donadores de Anillos los derrotaron todas y cada una de las veces. Desde que los Donadores de Anillos hicieron el equipaje y se largaron, algunos Predestinados se han instalado allí. Muchos Predestinados aún creen que se trata de algún tipo de trampa, y mantienen siempre un ojo vigilante en Skeinheim.  

Aram Oakwright, anterior mano derecha de Rowan Darkwood en el Salón de los Registros, ha logrado hacerse con el control de la facción. Lo había estado intentando desde que Darkwood le arrebató el puesto a su prima. Oakwright es un experto en el arte de la compraventa de información, y con la Historia secreta de Sigil en sus manos, está siendo capaz de mantener a raya a todos sus competidores. Sin embargo, su posición aún es precaria. Los otros matasietes ambiciosos están tratando de encontrar la manera de derribarlo, mientras que muchos otros Predestinados no quieren que el reemplazo de Darkwood sea otro bastardo hambriento de poder. Para los Predestinados con mayor visión a largo plazo, Oakwright es un peligroso anacronismo, la clase de tío que los convirtió en parias en primer lugar. Algunos de ellos han decidido, simplemente, ignorar al fáctol por ahora: están demasiado ocupados forjando su propio camino como para preocuparse por él.  


OBJETIVOS 
Simplemente continuar existiendo es un buen objetivo para la facción y para sus miembros. Aunque la mayoría de ellos no estaban al tanto de los planes de su anterior fáctol, los miembros de los Predestinados son incluso menos populares que antes. Uno de los objetivos que necesitan alcanzar es lavar su imagen, y están tratando e lograrlo de varias formas. 

Los Predestinados están tratando de, al menos, parecer tíos amistosos; y aunque no están siendo caritativos, al menos tratan de ofrecer ayuda aquí y allá. Esperan ser pagados por su ayuda de algún modo, pero normalmente ofrecen un trato justo. También tratan de mostrar a lo demás que su filosofía no es tan mala, después de todo. Señalan el hecho de que cualquiera puede ingresar en su facción (salvo los paladines y ese tipo de gente...). Puede que sean elitistas, pero nunca van a detener a alguien si lo intenta con todas sus fuerzas. El mejor ejemplo de esta campaña es Shorash Ambergrove, un aasimar con una personalidad tan brillante como su piel. Shorash viaja por el Gran Anillo, ofreciendo seminarios (por un precio) sobre cómo un tío puede alcanzar su pleno potencial. También vende libros que contienen todo tipo de consejos y frases motivantes que un matasietes puede repetirse a sí mismo para mantener una actitud positiva. Un montón de gente se ha animado a apuntarse a la facción tras asistir a uno o dos de estos seminarios. Shorash aún no ha llegado a la Jaula, pero es sólo una cuestión de tiempo. Los Predestinados, en gran medida, están trabajando para volver a ganarse el respeto de la gente, y tratan de mostrarse como tíos autosuficientes a los que admirar, no gente a quien temer o despreciar.  

Muchos de los Acaparadores se dedican a pelear por cualquier parcela de tierra que puedan encontrar en los planos, sobre todo en las Tierras Exteriores. Incluso en un Multiverso infinito, el territorio es una propiedad valiosa. Oakwright está especialmente interesado en Glórium, el Burgo portal a Ysgard. El Caudillo de Glórium, Narizrrota Grim de la Liga de la Libertad, siempre ha resistido los intentos de los Predestinados de poner un pie allí. Oakwright está dispuesto a tomar Glórium por la fuerza de las armas, si es que llega la ocasión. Rayl Whitespoon , que antes dirigía la Academia Rowan de Entrenamiento, ha destacado en incursiones a otros planos, particularmente en la batalla de Kra’thinkar , una fortaleza Githyanki construida sobre el cadáver de un poder sin nombre. Aunque esto ha proporcionado a los Predestinados una base en el plano astral, se rumorea que la verdadera razón de este imprudente asalto es un antiguo agravio entre Whitespoon y H’r’kai, un prominente caballero githyanki de Kra’thinkar. Alguna gente aún se pregunta cómo Darkwood pudo rechazar a Whitespoon por la antigua fáctol Nilesia de los Eutanastas.  

Muchos de los Predestinados menos militantes han tomado el control de algunas rutas de caravanas, o han abierto o mantenido negocios de algún tipo. Muchas de las caravanas comerciales de las Tierras Exteriores y de los planos del Gran Anillo llevan mercancías a los burgos-portal y al Gran Bazar de Sigil. Muchos de ellos apoyan silenciosamente el plan de Oakwright sobre Glórium, con la esperanza de ganar acceso a los senderos de Yggdrasil. 

En general, los Predestinados han vuelto a las habilidades que los hicieron especiales en un primer momento. Cuando un Superviviente concentra su mente en conocer un plano, pocos pueden igualar su pericia. Los Predestinados saben cómo resistir la naturaleza despiadada del Gran Anillo, y muchos están orgullosos de su habilidad incluso en los inhóspitos Planos Interiores y sitios parecidos. Muchos Predestinados han tomado el papel de guías, ya sea de caravanas o de individuos. Los Supervivientes dirigen numerosas estaciones de paso, posadas y puentes con peajes, y ofrecen sus servicios como guías, incluso de rutas de caravanas que ellos no controlan.  


ALIADOS 
Los Predestinados nunca han tenido muchos amigos, y eso no ha cambiado desde la Guerra de las Facciones. Todavía tienden a llevarse bien con la Liga de la Libertad, siempre que sus objetivos individuales no colisionen y los Predestinados sigan proveyendo mercancías para el Gran Bazar de Sigil, o ayuden a proteger las rutas comerciales. Los Predestinados solían tener algunos tenues vínculos con los Eutanastas; de los dos grupos nacidos de la ruptura de la antigua facción, los Hijos de la Misericordia no se preocupan demasiado acerca de los Predestinados (y el sentimiento es mutuo). Los Mataplastas siguen teniendo vínculos con los Predestinados, y en ocasiones trabajan juntos, mientras que otras veces se enfrentan, dependiendo de la situación. 

ENEMIGOS 
Prácticamente todo el mundo es enemigo de los Predestinados. La mayoría de la peña aún se muestra cautelosa con los Acaparadores, y ninguna de las facciones tiene interés en perdonarlos por provocar la Guerra de las Facciones. Los Predestinados aún mantienen cuentas pendientes con los Donadores de Anillos, la otra facción con sede en Ysgard. Sus filosofías no se complementan bien, lo que ha generado fricciones y enfrentamientos continuos a lo largo de los años.
 

Comparte esta entrada en tus Redes

Vistas:

Esta entrada ha sido publicada en el blog de un Miembro de la Forja de Marte y nosotros la recogemos aquí junto a miles de entradas relacionadas. Para leer el post completo, pásate por el blog del autor. No olvides volver aquí y compartirla si lo ves oportuno. Si crees que esta contenido no es apropiado, por favor, contacta con nosotros y háznoslo saber. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario