Bienvenidos al octavo de una serie de artículos de trasfondo sobre Planescape: se trata de la traducción del capítulo 3 del entorno de campaña de Planescape para D&D 3.5 realizado por la gente de Planewalker.es (página ya desaparecida). Comenzamos a analizar cada facción en detalle. Hoy, el Harmónium.

 


El Multiverso siempre ha necesitado gente como nosotros.
En todo el multiverso, la discordia y la contienda reinan. No sólo en los Planos Inferiores, donde la Guerra de Sangre ruge eternamente. Incluso en los reinos sagrados de Arcadia, el Monte Celestia y Bitopía hay conflicto y disensión. Incluso entre los seres de la ley y el bien se han luchado guerras sagradas, e incontables millones han muerto. El Multiverso siempre ha necesitado a aquellos que, con mano firme, terminen las insignificantes riñas y los desacuerdos sin sentido. El Multiverso siempre ha necesitado a aquellos que quieran unir todos los planos bajo la armoniosa égida de la armonía, en la que no haya luchas, en la que no haya guerras, que nunca se rompa.
Si, el Multiverso siempre ha necesitado a gente como nosotros.
 -Líneas iniciales del Libro del Harmónium 

 Filosofía: Armonía universal a través de la fuerza de las armas. 
Apodos: Cabezones 
Cuartel general: Melodía, en Arcadia 
Principales razas: Aasimar, enanos, humanos, zénitre 
Principales clases: Guerreros, monjes, paladines 
Fáctol: Faith (LB hembra humana Clérigo -St. Cuthbert-17) 
Miembros prominentes: Killeen Kaine (LN macho semielfo Mago16), Nicolai Mabru (LN macho tiefling Mago12), Tonat Shar (LB macho humano Guerrero10)  
Alineamiento: Legal bueno o legal neutral 
Símbolo: Una espada, apuntando hacia abajo, frente a un escudo.


 FILOSOFÍA
El Multiverso siempre ha necesitado gente como nosotros”. Así comienza el Libro del Harmónium, el más reverenciado escrito de la facción. En ese volumen, los objetivos, reglas y núcleo filosófico de la facción son revelados. Y en el centro de la filosofía del Harmónium está la verdad de la creencia. No sólo en la verdad de lo que ellos creen, si no la verdad de la creencia en sí misma.

Mira, es obvio que la paz y la armonía son el estado ideal del Multiverso. Sólo cuando eso se consiga podrá la gente alcanzar su verdadero potencial de vida, y no desperdiciarlo en luchas de ideales y otras diferencias insignificantes. Está claro, entonces, que la única creencia verdadera es la que trae paz y armonía. La verdad es armonía, explica el libro, y la armonía es verdad. Y solamente si todo el mundo acepta esta doctrina puede ser alcanzada la paz; todo lo demás son engaños egoístas.

Cuando la creencia es poder, la creencia puede ser utilizada para la ascensión de individuos egoístas, para crear discordia y conflicto entre la sociedad, o puede ser utilizada para crear un frente unificado de paz y seguridad para todos. Aquellos que se preocupan por los demás se esfuerzan para encontrar un sistema común de creencias que beneficie a todo el mundo, mientras que aquellos que sólo se preocupan por sí mismos eligen un sistema diferente de creencias, inevitablemente falso porque inevitablemente lleva al enfrentamiento y a la discordia, lo que causará fricciones e inevitablemente la guerra. Es esta creencia común, la creencia de que trabajando juntos la paz puede ser obtenida, lo que el Harmónium pone en el mismo núcleo de la organización.

Desafortunadamente, hay mucha gente que se resiste al Harmónium, pese a la verdad de su causa. La mayoría de peña caótica que prefiere la contienda y se opone a la armonía, e incluso mucha gente buena que causa fricciones porque piensan que es para bien. De ese modo, es trabajo del Harmónium educarlos. Recuerda, el desacuerdo es la causa de la guerra, y así sólo cuando todo el mundo esté de acuerdo con el Harmónium y adopte sus creencias podrá ser la paz verdaderamente alcanzada. Muchos miembros del Harmónium usarán cualquier oportunidad de convencer a cualquier no iniciado en la absoluta rectitud de su causa. Tienen la certeza total y absoluta , incluso entre las demás facciones, de la justicia y rectitud de su causa. Después de todo,¿cómo podría no serlo? La creencia del Harmónium ha de ser correcta, porque es la única que verdaderamente puede traer un final a la guerra.

Por supuesto, no todo el mundo puede ser convencido, y el Harmónium es consciente de esto. Los tanar'ri son el principal ejemplo de esto; criaturas de pura maldad y caos, los tanar'ri nunca aceptarán los ideales del Harmónium, su forma de pensar es demasiado diferente. Por lo tanto, el propio Harmónium se ha convertido en una organización militarizada para luchar contra las amenazas. Esto puede sonar paradójico, pero realmente emana de forma natural de sus principios y creencias. Después de todo, ¿no establece el Libro del Harmónium que la diferencia de creencias lleva inevitablemente a la guerra? ¿Y no establece también que la paz sólo podrá ser verdaderamente alcanzada cuando todo el Multiverso acepte la verdad del Harmónium y siga sus creencias? Aunque esos hechos son obvios, ¿quién es capaz de creer que los tanar'ri aceptarán los ideales de la ley y el bien? ¿Quién cree que los slaad puedan alcanzar la armonía mediante la cooperación? No, nunca lo harán. Por eso, se debe lidiar con ellos del único modo posible: por la fuerza de las armas. Para traer la paz, primero acaba con los instigadores de la guerra. El Harmónium traerá la paz, y pagará el precio que sea necesario. Si traer la paz significa abrir cabezas, entonces el Harmónium abrirá cabezas. Cada vez que el Harmónium derrota a un enemigo, hay una persona menos que se oponga a la paz, una barrera menos para la armonía universal que el Multiverso está destinado a alcanzar. Traerán la paz al Multiverso, incluso aunque tengan que abrirse paso a través de cada capa del Abismo y derrotar a cada tanar'ri para hacerlo. Es una tarea casi imposible, pero lo intentarán de todos modos, aunque acaben muertos.



BREVE HISTORIA
El Harmónium ha estado por los planos desde hace cinco siglos, pero sólo ha tenido una fuerte presencia en los planos durante los tres últimos siglos. Comenzó hace más de quinientos años en un plano material primario llamado Ortho. Fue allí donde un grupo de aventureros que se llamaban a sí mismos “los Caballeros de la Armonía” se propuso limpiar su nación del caos y traer la paz a la tierra. Era un objetivo simple, uno al que muchos aventureros aspiran, pero al contrario que la mayoría de aventureros, los Caballeros de la Armonía tuvieron éxito. Y una vez que llevaron la paz y la armonía a su propia nación, trataron de hacer lo mismo en las otras naciones. Y después de eso, más allá.

Fue un trabajo duro, y en ocasiones los Caballeros se vieron luchando contra otros que también eran buenos y legales. Estaban tristes por estos malentendidos. ¿Cómo podían personas que eran esencialmente legales y buenas, luchar entre ellas por lo que en realidad eran sólo pequeños detalles? Vieron que sólo cuando todo el mundo estuviese unido podía alcanzarse finalmente la paz, y querían que la paz en Ortho fuese duradera, incluso después de que su tiempo hubiese terminado. Pero, ¿cómo asegurarse de que las naciones de su mundo no lucharían entre ellas nunca jamás?

Los Caballeros se habían vuelto muy famosos, leyendas en su tiempo, y así comenzaron a ejercer su poder político. Mientras eliminaban un mal tras otro, los reyes de Ortho les prestaron juramento. En aquellos reinos en los que el rey no prestaba juramento, los Caballeros encontraban a algún noble dispuesto a hacerlo, y apoyaron sus pretensiones al trono. Tras un tiempo, los Caballeros unificaron todo su mundo, incluso las así llamadas “razas monstruosas”, como los contempladores, bajo un solo estandarte: así la paz que habían creado podría durar eternamente. Llamaron a esta forma de gobierno “Harmónium”.

Con el paso del tiempo, los Caballeros acabaron muriendo, pero su legado perduró. Durante ciento cincuenta años hubo una completa paz en Ortho. Pero finalmente comenzaron los problemas. Entonces y ahora, el caos y la discordia acababan apareciendo, y el Harmónium tenía que enfrentarse a ello y derrotarlo. Tras mucho estudio, los clérigos y magos determinaron que la fuente del caos debía encontrarse fuera de Ortho, ya que ciertamente su propio mundo era sereno y pacífico. Finalmente decidieron mandar una expedición al hogar de la maldad y el caos en los planos exteriores: el Abismo. Es una prueba clara delo poco que sabían de los planos el que pensaran que con una sola expedición podrían montar allí una cabeza de puente, y acabar con el problema en unas pocas décadas.

Por supuesto, la fuerza expedicionaria fue diezmada por los tanar'ri y otros demonios. Después de ser expulsados de la Llanura de los Portales Infinitos hasta las Cavernas de la Diosa Calavera y de vuelta, se retiraron a un lugar más neutral: Sigil. Desde allí fueron conscientes de cómo funciona el Multiverso, y desarrollaron un nuevo plan. Establecieron numerosas bases en Arcadia, el plano que estaba más cerca de sus alineamientos e ideales, y comenzaron a convertir a los planares, así como a primarios de otros planos materiales. El Harmónium ha extendido su imperio a media docena de otros planos materiales primarios, aunque ninguno está totalmente pacificado como Ortho, y la mayoría aún tienen bolsas de resistencia de ciudadanos contrarios al Harmónium.

Como facción, en Sigil, el Harmónium finalmente reemplazó a la Guardia del Destino como fuerza policial de la ciudad. Parecía una elección obvia; después de todo, mantener la paz a través de la fuerza es a la vez la definición del trabajo de la policía y el núcleo de la filosofía del Harmónium. Una vez en el papel se vieron enfrentados a lo que sería su mayor problema: la Liga de la Libertad. La filosofía de los Indepes es diametralmente opuesta a la del Harmónium, y no era necesaria una bola de cristal para ver que eso llevaría a fricciones y enfrentamientos entre ambos. Los Indepes fueron los que pusieron el apodo de Cabezones a los miembros del Harmónium, un apodo que acabaron adoptando con orgullo. Durante los siglos siguientes, el odio entre ambas facciones fue creciendo, hasta el punto de que algunos Cabezones comenzaron a arrestar Indepes simplemente por ser Indepes. Generalmente, el cargo era “perturbar la paz”, el cual consideraban perfectamente adecuado, filosóficamente hablando.

Fue también durante este tiempo en el que se tomó una de las peores decisiones que jamás se han tomado en la historia del Harmónium. Alguien, y parece que nadie recuerda concretamente quién, tuvo la brillante idea de crear “campos de entrenamiento” en Arcadia. Por supuesto, el Harmónium tenía allí campos de entrenamiento desde hacía siglos, pero estos “campos” no eran para miembros del Hamónium. Eran campos para aquellos que aún no habían visto la verdad del camino del Harmónium. Aquellos que utilizaban menos eufemismos para referirse a las cosas los llamaban “campos de lavado de cerebros”. Los “huéspedes” de estos campos eran caóticos que habían desafiado la ley, y el objetivo era transformarlos y que volviesen a nacer como Cabezones. Fueron obligados a la fuerza a ver el error de su comportamiento, y al final muchos murieron. Con el paso del tiempo, la maldad de los campos balanceó sus buenas intenciones, con el resultado final de que Menasus, la tercera capa de Arcadia, se deslizó hasta Mechanus.

Desde la Guerra de las Facciones, el Harmónium ha experimentado cambios significativos, muchos de ellos para mejor. Tras la muerte del fáctol Sarin poco antes de la Guerra, su esposa, Faith, reagrupó la facción y la llevó a la victoria contra la Liga Revolucionaria, los Indepes y, especialmente, la Guardia del Destino. Con un gran apoyo dentro de la facción y la bendición de sus superiores en Ortho, Faith ha tomado el papel de fáctol y ha comenzado a examinar las prácticas de la facción.

Antes de la Guerra, el Harmónium no era una facción popular. Muchos los veían como abusones que trataban de imponer sus creencias a los demás. Y, aunque verdaderamente desean convertir a todo el mundo a su facción,no desean ser vistos como abusones. Faith sabe que parte de la culpa es de la propia facción. Cree que la facción dejó entrar a demasiada gente que no querían realmente armonía, tan sólo querían golpear las cabezas de aquellos que no pensasen como ellos. La intimidación y la violencia pueden ser usadas en ocasiones como herramientas para alcanzar metas dignas, pero cuando dejan de ser herramientas y se convierten en fines en sí mismas, eso es lo opuesto a lo que predica el Harmónium.



OBJETIVOS
Actualmente,el Harmónium tiene tres objetivos. En primer lugar, están tratando de traer de vuelta Menasus, la tercera capa de Arcadia. Faith ha clausurado los campos de entrenamiento que causaron inicialmente los problemas, y ha redoblado los esfuerzos para recuperar la capa. Los intentos previos de hacerlo habían fracasado estrepitosamente, ya que el Harmónium lo estaba haciendo todo por las razones equivocadas: estaban tratando de traer Menasus de vuelta para ocultar sus errores, razones egoístas que nunca traerán de vuelta la capa a Arcadia, un plano que ejemplifica las acciones por un bien mayor. La completa pérdida de la tercera capa ha causado estragos entre los suplicantes de Arcadia, y ha causado enormes problemas planares de los que Faith se siente culpable. Quiere que Menasus regrese por las razones correctas -para ayudar al resto de Arcadia- y ha hablado apasionadamente de ello, tratando de inspirar este sentimiento en otros oficiales del Harmónium. Esto ha sido de ayuda, y las últimas batallas contra los modrones por el control de Menasus han sido más exitosas; no por ningún cambio en las tácticas, si no porque lo están haciendo por el bien de los habitantes de Arcadia. Algunos sabios planares piensan que algunas partes de Menasus están a punto de regresar a Arcadia, y tan sólo necesitan un empujón: un acto que verdaderamente refleje los principios de Arcadia.

En segundo lugar, el Harmónium está tratando de mejorar su imagen. Para este fin, su nueva base no oficial en Sigil es la reconstruida Armería, que quedó vacía después de la casi total destrucción de la Guardia del Destino. Después de la relocalización de la facción en Melodía, y de que la fáctol Faith se convirtiese en la líder del Harmónium en la ciudad, el anterior líder, un tiefling llamado Nicolai Mabru, ha tenido que buscar un nuevo trabajo. Faith tiene algunas ideas muy claras sobre esto. Verás, Marbru es una de las historias de éxito más sonadas del Harmónium. Era una vez caótico y maligno, pero un miembro del Harmónium salvó su vida, y se convirtió instantáneamente a la facción. Aún lucha contra su naturaleza interior, pero ahora es un leal y dedicado miembro del Harmónium. Faith cree que Marbru puede ser un gran ejemplo para otros, y así ha comenzado su plan para reconstruir la Armería, que la facción usa para promover una visión positiva de la vida bjo la ley del Harmónium.

Bajo la guía de Marbru, la Armería se ha transformado en un centro de reclutamiento y entrenamiento no oficial (la inoficialidad resulta estresante, pero no tanto como la furia de la Dama). De hecho, técnicamente ni siquiera es propiedad del Harmónium: en lugar de eso, es un negocio privado regentado por Marbru, que lleva aquí las cosas según su parecer. El Harmónium no tiene funciones administrativas aquí, y el entrenamiento no está restringido a miembros del Harmónium. Cualquiera es bienvenido a entrenar, aunque por supuesto el entrenamiento cuesta dinero, y los miembros del Harmónium obtienen un descuento sustancial. Tras los muros, expertos en una amplia variedad de armas y estilos de lucha enseñan a sus pupilos. Espadachines brujos, arqueros arcanos, azotadores, campeones de la ley y todo tipo de artes marciales exóticas son enseñadas por maestros en sus artes. Para cumplir el ideal del Harmónium de varias razas trabajando y cooperando juntas, Marbru normalmente arregla las cosas para que razas extrañas entre ellas trabajen juntas, de modo que enanos y drow, o tieflings y aasimars, se suelen encontrar en las mismas sesiones de entrenamiento, incluso a veces con unos enseñando a otros. De muchas maneras, la Armería se ha convertido en algo parecido al Gran Gimnasio, un concepto que muchos Enjaulados encuentran interesante considerando la desconfianza del Harmónium por los Crípticos.

Y, finalmente, el Harmónium está volviendo su atención hacia las razas neutrales buenas y caóticas buenas. Han estado luchando contra el mal y el caos en solitario durante demasiado tiempo, y creen que tendrían mucho más éxito si uniesen a todos aquellos de alineamiento bueno bajo el estandarte de la ley. De hecho, el Harmónium ha revivido la idea de la Pax Benevolus, un antiguo tratado escrito hace tiempo por los dioses del bien en un intento de encontrar puntos comunes en los que todos pudiesen estar de acuerdo. Nunca fue ratificado, debido a profundas diferencias filosóficas incluso entre entidades de buen corazón, pero el Harmónium nunca se ha rendido en la idea de unir a todos los seres del bien bajo una sola creencia. Es un principio central de su filosofía, después de todo. Pero en lugar de dejarlo todo en manos de los poderes (con los que no pueden simplemente ir y sentarse a charlar), están tratando de atraer a los mayores líderes de los ejemplares buenos a ponerse de acuerdo en una versión modificada que esperan que pueda ser usada como un principio para unir a todos los seres del bien. Su versión comienza así:

I:Está mal asesinar.
II: Está mal codiciar lo que no es de uno.
III: Está mal cometer adulterio con mortales y poderes.
IV: Está mal robar.
V: Está mal mentir o retorcer la verdad para el propio beneficio.
VI: Está mal sacrificar vidas a los dioses.
VII: Está mal deshonrar a los padres y a la familia.
VIII: Está mal mancillar la pureza de los Planos Superiores.
IX: Está mal ser el consorte de criaturas de los planos inferiores.


Por supuesto, los eladrins y guardinales no lo ven así, pero eso no detendrá al Harmónium de intentarlo.



ALIADOS
El Harmónium se lleva bien con las otras facciones legales, especialmente con la Fraternidad del Orden y los Hijos de la Misericordia, aunque las relaciones con los primeros se han vuelto tensas por el asunto de Menasus, el cual los jefes quieren mantener en Mechanus. Debido a su alianza durante la Guerra de las Facciones, el Harmónium está en muy buenos términos con la Sociedad de los Sentidos. Aunque los Sensibles no son generalmente una facción de alineamiento legal, su filosofía no es especialmente opuesta al Harmónium, y las dos facciones trabajaron tan bien juntas durante la Guerra que continuar la alianza pareció lo más natural para ambos.

ENEMIGOS
Del mismo modo, el Harmónium está generalmente en contra de las facciones caóticas. La Liga de la Libertad y el Harmónium se tienen un inmenso odio mutuo, ya que sus filosofías son diametralmente opuestas. Igualmente, la Liga revolucionaria y los Xaositectos son también sus enemigos tradicionales. La Orden Trascendental, aunque no son sus enemigos per se, han sido vigilados cuidadosamente por el Harmónium, que no cree en sus acciones ni en sus verdaderas intenciones, cualesquiera que sean.



Por: Yibrael

Comparte en tus Redes

Vistas:


Bienvenidos al octavo de una serie de artículos de trasfondo sobre Planescape: se trata de la traducción del capítulo 3 del entorno de campaña de Planescape para D&D 3.5 realizado por la gente de Planewalker.es (página ya desaparecida). Comenzamos a analizar cada facción en detalle. Hoy, el Harmónium.

 


El Multiverso siempre ha necesitado gente como nosotros.
En todo el multiverso, la discordia y la contienda reinan. No sólo en los Planos Inferiores, donde la Guerra de Sangre ruge eternamente. Incluso en los reinos sagrados de Arcadia, el Monte Celestia y Bitopía hay conflicto y disensión. Incluso entre los seres de la ley y el bien se han luchado guerras sagradas, e incontables millones han muerto. El Multiverso siempre ha necesitado a aquellos que, con mano firme, terminen las insignificantes riñas y los desacuerdos sin sentido. El Multiverso siempre ha necesitado a aquellos que quieran unir todos los planos bajo la armoniosa égida de la armonía, en la que no haya luchas, en la que no haya guerras, que nunca se rompa.
Si, el Multiverso siempre ha necesitado a gente como nosotros.
 -Líneas iniciales del Libro del Harmónium 

 Filosofía: Armonía universal a través de la fuerza de las armas. 
Apodos: Cabezones 
Cuartel general: Melodía, en Arcadia 
Principales razas: Aasimar, enanos, humanos, zénitre 
Principales clases: Guerreros, monjes, paladines 
Fáctol: Faith (LB hembra humana Clérigo -St. Cuthbert-17) 
Miembros prominentes: Killeen Kaine (LN macho semielfo Mago16), Nicolai Mabru (LN macho tiefling Mago12), Tonat Shar (LB macho humano Guerrero10)  
Alineamiento: Legal bueno o legal neutral 
Símbolo: Una espada, apuntando hacia abajo, frente a un escudo.


 FILOSOFÍA
El Multiverso siempre ha necesitado gente como nosotros”. Así comienza el Libro del Harmónium, el más reverenciado escrito de la facción. En ese volumen, los objetivos, reglas y núcleo filosófico de la facción son revelados. Y en el centro de la filosofía del Harmónium está la verdad de la creencia. No sólo en la verdad de lo que ellos creen, si no la verdad de la creencia en sí misma.

Mira, es obvio que la paz y la armonía son el estado ideal del Multiverso. Sólo cuando eso se consiga podrá la gente alcanzar su verdadero potencial de vida, y no desperdiciarlo en luchas de ideales y otras diferencias insignificantes. Está claro, entonces, que la única creencia verdadera es la que trae paz y armonía. La verdad es armonía, explica el libro, y la armonía es verdad. Y solamente si todo el mundo acepta esta doctrina puede ser alcanzada la paz; todo lo demás son engaños egoístas.

Cuando la creencia es poder, la creencia puede ser utilizada para la ascensión de individuos egoístas, para crear discordia y conflicto entre la sociedad, o puede ser utilizada para crear un frente unificado de paz y seguridad para todos. Aquellos que se preocupan por los demás se esfuerzan para encontrar un sistema común de creencias que beneficie a todo el mundo, mientras que aquellos que sólo se preocupan por sí mismos eligen un sistema diferente de creencias, inevitablemente falso porque inevitablemente lleva al enfrentamiento y a la discordia, lo que causará fricciones e inevitablemente la guerra. Es esta creencia común, la creencia de que trabajando juntos la paz puede ser obtenida, lo que el Harmónium pone en el mismo núcleo de la organización.

Desafortunadamente, hay mucha gente que se resiste al Harmónium, pese a la verdad de su causa. La mayoría de peña caótica que prefiere la contienda y se opone a la armonía, e incluso mucha gente buena que causa fricciones porque piensan que es para bien. De ese modo, es trabajo del Harmónium educarlos. Recuerda, el desacuerdo es la causa de la guerra, y así sólo cuando todo el mundo esté de acuerdo con el Harmónium y adopte sus creencias podrá ser la paz verdaderamente alcanzada. Muchos miembros del Harmónium usarán cualquier oportunidad de convencer a cualquier no iniciado en la absoluta rectitud de su causa. Tienen la certeza total y absoluta , incluso entre las demás facciones, de la justicia y rectitud de su causa. Después de todo,¿cómo podría no serlo? La creencia del Harmónium ha de ser correcta, porque es la única que verdaderamente puede traer un final a la guerra.

Por supuesto, no todo el mundo puede ser convencido, y el Harmónium es consciente de esto. Los tanar'ri son el principal ejemplo de esto; criaturas de pura maldad y caos, los tanar'ri nunca aceptarán los ideales del Harmónium, su forma de pensar es demasiado diferente. Por lo tanto, el propio Harmónium se ha convertido en una organización militarizada para luchar contra las amenazas. Esto puede sonar paradójico, pero realmente emana de forma natural de sus principios y creencias. Después de todo, ¿no establece el Libro del Harmónium que la diferencia de creencias lleva inevitablemente a la guerra? ¿Y no establece también que la paz sólo podrá ser verdaderamente alcanzada cuando todo el Multiverso acepte la verdad del Harmónium y siga sus creencias? Aunque esos hechos son obvios, ¿quién es capaz de creer que los tanar'ri aceptarán los ideales de la ley y el bien? ¿Quién cree que los slaad puedan alcanzar la armonía mediante la cooperación? No, nunca lo harán. Por eso, se debe lidiar con ellos del único modo posible: por la fuerza de las armas. Para traer la paz, primero acaba con los instigadores de la guerra. El Harmónium traerá la paz, y pagará el precio que sea necesario. Si traer la paz significa abrir cabezas, entonces el Harmónium abrirá cabezas. Cada vez que el Harmónium derrota a un enemigo, hay una persona menos que se oponga a la paz, una barrera menos para la armonía universal que el Multiverso está destinado a alcanzar. Traerán la paz al Multiverso, incluso aunque tengan que abrirse paso a través de cada capa del Abismo y derrotar a cada tanar'ri para hacerlo. Es una tarea casi imposible, pero lo intentarán de todos modos, aunque acaben muertos.



BREVE HISTORIA
El Harmónium ha estado por los planos desde hace cinco siglos, pero sólo ha tenido una fuerte presencia en los planos durante los tres últimos siglos. Comenzó hace más de quinientos años en un plano material primario llamado Ortho. Fue allí donde un grupo de aventureros que se llamaban a sí mismos “los Caballeros de la Armonía” se propuso limpiar su nación del caos y traer la paz a la tierra. Era un objetivo simple, uno al que muchos aventureros aspiran, pero al contrario que la mayoría de aventureros, los Caballeros de la Armonía tuvieron éxito. Y una vez que llevaron la paz y la armonía a su propia nación, trataron de hacer lo mismo en las otras naciones. Y después de eso, más allá.

Fue un trabajo duro, y en ocasiones los Caballeros se vieron luchando contra otros que también eran buenos y legales. Estaban tristes por estos malentendidos. ¿Cómo podían personas que eran esencialmente legales y buenas, luchar entre ellas por lo que en realidad eran sólo pequeños detalles? Vieron que sólo cuando todo el mundo estuviese unido podía alcanzarse finalmente la paz, y querían que la paz en Ortho fuese duradera, incluso después de que su tiempo hubiese terminado. Pero, ¿cómo asegurarse de que las naciones de su mundo no lucharían entre ellas nunca jamás?

Los Caballeros se habían vuelto muy famosos, leyendas en su tiempo, y así comenzaron a ejercer su poder político. Mientras eliminaban un mal tras otro, los reyes de Ortho les prestaron juramento. En aquellos reinos en los que el rey no prestaba juramento, los Caballeros encontraban a algún noble dispuesto a hacerlo, y apoyaron sus pretensiones al trono. Tras un tiempo, los Caballeros unificaron todo su mundo, incluso las así llamadas “razas monstruosas”, como los contempladores, bajo un solo estandarte: así la paz que habían creado podría durar eternamente. Llamaron a esta forma de gobierno “Harmónium”.

Con el paso del tiempo, los Caballeros acabaron muriendo, pero su legado perduró. Durante ciento cincuenta años hubo una completa paz en Ortho. Pero finalmente comenzaron los problemas. Entonces y ahora, el caos y la discordia acababan apareciendo, y el Harmónium tenía que enfrentarse a ello y derrotarlo. Tras mucho estudio, los clérigos y magos determinaron que la fuente del caos debía encontrarse fuera de Ortho, ya que ciertamente su propio mundo era sereno y pacífico. Finalmente decidieron mandar una expedición al hogar de la maldad y el caos en los planos exteriores: el Abismo. Es una prueba clara delo poco que sabían de los planos el que pensaran que con una sola expedición podrían montar allí una cabeza de puente, y acabar con el problema en unas pocas décadas.

Por supuesto, la fuerza expedicionaria fue diezmada por los tanar'ri y otros demonios. Después de ser expulsados de la Llanura de los Portales Infinitos hasta las Cavernas de la Diosa Calavera y de vuelta, se retiraron a un lugar más neutral: Sigil. Desde allí fueron conscientes de cómo funciona el Multiverso, y desarrollaron un nuevo plan. Establecieron numerosas bases en Arcadia, el plano que estaba más cerca de sus alineamientos e ideales, y comenzaron a convertir a los planares, así como a primarios de otros planos materiales. El Harmónium ha extendido su imperio a media docena de otros planos materiales primarios, aunque ninguno está totalmente pacificado como Ortho, y la mayoría aún tienen bolsas de resistencia de ciudadanos contrarios al Harmónium.

Como facción, en Sigil, el Harmónium finalmente reemplazó a la Guardia del Destino como fuerza policial de la ciudad. Parecía una elección obvia; después de todo, mantener la paz a través de la fuerza es a la vez la definición del trabajo de la policía y el núcleo de la filosofía del Harmónium. Una vez en el papel se vieron enfrentados a lo que sería su mayor problema: la Liga de la Libertad. La filosofía de los Indepes es diametralmente opuesta a la del Harmónium, y no era necesaria una bola de cristal para ver que eso llevaría a fricciones y enfrentamientos entre ambos. Los Indepes fueron los que pusieron el apodo de Cabezones a los miembros del Harmónium, un apodo que acabaron adoptando con orgullo. Durante los siglos siguientes, el odio entre ambas facciones fue creciendo, hasta el punto de que algunos Cabezones comenzaron a arrestar Indepes simplemente por ser Indepes. Generalmente, el cargo era “perturbar la paz”, el cual consideraban perfectamente adecuado, filosóficamente hablando.

Fue también durante este tiempo en el que se tomó una de las peores decisiones que jamás se han tomado en la historia del Harmónium. Alguien, y parece que nadie recuerda concretamente quién, tuvo la brillante idea de crear “campos de entrenamiento” en Arcadia. Por supuesto, el Harmónium tenía allí campos de entrenamiento desde hacía siglos, pero estos “campos” no eran para miembros del Hamónium. Eran campos para aquellos que aún no habían visto la verdad del camino del Harmónium. Aquellos que utilizaban menos eufemismos para referirse a las cosas los llamaban “campos de lavado de cerebros”. Los “huéspedes” de estos campos eran caóticos que habían desafiado la ley, y el objetivo era transformarlos y que volviesen a nacer como Cabezones. Fueron obligados a la fuerza a ver el error de su comportamiento, y al final muchos murieron. Con el paso del tiempo, la maldad de los campos balanceó sus buenas intenciones, con el resultado final de que Menasus, la tercera capa de Arcadia, se deslizó hasta Mechanus.

Desde la Guerra de las Facciones, el Harmónium ha experimentado cambios significativos, muchos de ellos para mejor. Tras la muerte del fáctol Sarin poco antes de la Guerra, su esposa, Faith, reagrupó la facción y la llevó a la victoria contra la Liga Revolucionaria, los Indepes y, especialmente, la Guardia del Destino. Con un gran apoyo dentro de la facción y la bendición de sus superiores en Ortho, Faith ha tomado el papel de fáctol y ha comenzado a examinar las prácticas de la facción.

Antes de la Guerra, el Harmónium no era una facción popular. Muchos los veían como abusones que trataban de imponer sus creencias a los demás. Y, aunque verdaderamente desean convertir a todo el mundo a su facción,no desean ser vistos como abusones. Faith sabe que parte de la culpa es de la propia facción. Cree que la facción dejó entrar a demasiada gente que no querían realmente armonía, tan sólo querían golpear las cabezas de aquellos que no pensasen como ellos. La intimidación y la violencia pueden ser usadas en ocasiones como herramientas para alcanzar metas dignas, pero cuando dejan de ser herramientas y se convierten en fines en sí mismas, eso es lo opuesto a lo que predica el Harmónium.



OBJETIVOS
Actualmente,el Harmónium tiene tres objetivos. En primer lugar, están tratando de traer de vuelta Menasus, la tercera capa de Arcadia. Faith ha clausurado los campos de entrenamiento que causaron inicialmente los problemas, y ha redoblado los esfuerzos para recuperar la capa. Los intentos previos de hacerlo habían fracasado estrepitosamente, ya que el Harmónium lo estaba haciendo todo por las razones equivocadas: estaban tratando de traer Menasus de vuelta para ocultar sus errores, razones egoístas que nunca traerán de vuelta la capa a Arcadia, un plano que ejemplifica las acciones por un bien mayor. La completa pérdida de la tercera capa ha causado estragos entre los suplicantes de Arcadia, y ha causado enormes problemas planares de los que Faith se siente culpable. Quiere que Menasus regrese por las razones correctas -para ayudar al resto de Arcadia- y ha hablado apasionadamente de ello, tratando de inspirar este sentimiento en otros oficiales del Harmónium. Esto ha sido de ayuda, y las últimas batallas contra los modrones por el control de Menasus han sido más exitosas; no por ningún cambio en las tácticas, si no porque lo están haciendo por el bien de los habitantes de Arcadia. Algunos sabios planares piensan que algunas partes de Menasus están a punto de regresar a Arcadia, y tan sólo necesitan un empujón: un acto que verdaderamente refleje los principios de Arcadia.

En segundo lugar, el Harmónium está tratando de mejorar su imagen. Para este fin, su nueva base no oficial en Sigil es la reconstruida Armería, que quedó vacía después de la casi total destrucción de la Guardia del Destino. Después de la relocalización de la facción en Melodía, y de que la fáctol Faith se convirtiese en la líder del Harmónium en la ciudad, el anterior líder, un tiefling llamado Nicolai Mabru, ha tenido que buscar un nuevo trabajo. Faith tiene algunas ideas muy claras sobre esto. Verás, Marbru es una de las historias de éxito más sonadas del Harmónium. Era una vez caótico y maligno, pero un miembro del Harmónium salvó su vida, y se convirtió instantáneamente a la facción. Aún lucha contra su naturaleza interior, pero ahora es un leal y dedicado miembro del Harmónium. Faith cree que Marbru puede ser un gran ejemplo para otros, y así ha comenzado su plan para reconstruir la Armería, que la facción usa para promover una visión positiva de la vida bjo la ley del Harmónium.

Bajo la guía de Marbru, la Armería se ha transformado en un centro de reclutamiento y entrenamiento no oficial (la inoficialidad resulta estresante, pero no tanto como la furia de la Dama). De hecho, técnicamente ni siquiera es propiedad del Harmónium: en lugar de eso, es un negocio privado regentado por Marbru, que lleva aquí las cosas según su parecer. El Harmónium no tiene funciones administrativas aquí, y el entrenamiento no está restringido a miembros del Harmónium. Cualquiera es bienvenido a entrenar, aunque por supuesto el entrenamiento cuesta dinero, y los miembros del Harmónium obtienen un descuento sustancial. Tras los muros, expertos en una amplia variedad de armas y estilos de lucha enseñan a sus pupilos. Espadachines brujos, arqueros arcanos, azotadores, campeones de la ley y todo tipo de artes marciales exóticas son enseñadas por maestros en sus artes. Para cumplir el ideal del Harmónium de varias razas trabajando y cooperando juntas, Marbru normalmente arregla las cosas para que razas extrañas entre ellas trabajen juntas, de modo que enanos y drow, o tieflings y aasimars, se suelen encontrar en las mismas sesiones de entrenamiento, incluso a veces con unos enseñando a otros. De muchas maneras, la Armería se ha convertido en algo parecido al Gran Gimnasio, un concepto que muchos Enjaulados encuentran interesante considerando la desconfianza del Harmónium por los Crípticos.

Y, finalmente, el Harmónium está volviendo su atención hacia las razas neutrales buenas y caóticas buenas. Han estado luchando contra el mal y el caos en solitario durante demasiado tiempo, y creen que tendrían mucho más éxito si uniesen a todos aquellos de alineamiento bueno bajo el estandarte de la ley. De hecho, el Harmónium ha revivido la idea de la Pax Benevolus, un antiguo tratado escrito hace tiempo por los dioses del bien en un intento de encontrar puntos comunes en los que todos pudiesen estar de acuerdo. Nunca fue ratificado, debido a profundas diferencias filosóficas incluso entre entidades de buen corazón, pero el Harmónium nunca se ha rendido en la idea de unir a todos los seres del bien bajo una sola creencia. Es un principio central de su filosofía, después de todo. Pero en lugar de dejarlo todo en manos de los poderes (con los que no pueden simplemente ir y sentarse a charlar), están tratando de atraer a los mayores líderes de los ejemplares buenos a ponerse de acuerdo en una versión modificada que esperan que pueda ser usada como un principio para unir a todos los seres del bien. Su versión comienza así:

I:Está mal asesinar.
II: Está mal codiciar lo que no es de uno.
III: Está mal cometer adulterio con mortales y poderes.
IV: Está mal robar.
V: Está mal mentir o retorcer la verdad para el propio beneficio.
VI: Está mal sacrificar vidas a los dioses.
VII: Está mal deshonrar a los padres y a la familia.
VIII: Está mal mancillar la pureza de los Planos Superiores.
IX: Está mal ser el consorte de criaturas de los planos inferiores.


Por supuesto, los eladrins y guardinales no lo ven así, pero eso no detendrá al Harmónium de intentarlo.



ALIADOS
El Harmónium se lleva bien con las otras facciones legales, especialmente con la Fraternidad del Orden y los Hijos de la Misericordia, aunque las relaciones con los primeros se han vuelto tensas por el asunto de Menasus, el cual los jefes quieren mantener en Mechanus. Debido a su alianza durante la Guerra de las Facciones, el Harmónium está en muy buenos términos con la Sociedad de los Sentidos. Aunque los Sensibles no son generalmente una facción de alineamiento legal, su filosofía no es especialmente opuesta al Harmónium, y las dos facciones trabajaron tan bien juntas durante la Guerra que continuar la alianza pareció lo más natural para ambos.

ENEMIGOS
Del mismo modo, el Harmónium está generalmente en contra de las facciones caóticas. La Liga de la Libertad y el Harmónium se tienen un inmenso odio mutuo, ya que sus filosofías son diametralmente opuestas. Igualmente, la Liga revolucionaria y los Xaositectos son también sus enemigos tradicionales. La Orden Trascendental, aunque no son sus enemigos per se, han sido vigilados cuidadosamente por el Harmónium, que no cree en sus acciones ni en sus verdaderas intenciones, cualesquiera que sean.



Comparte esta entrada en tus Redes

Vistas:

Esta entrada ha sido publicada en el blog de un Miembro de la Forja de Marte y nosotros la recogemos aquí junto a miles de entradas relacionadas. Para leer el post completo, pásate por el blog del autor. No olvides volver aquí y compartirla si lo ves oportuno. Si crees que esta contenido no es apropiado, por favor, contacta con nosotros y háznoslo saber. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario